El voto a distancia para los diputados, un paso más cerca

El presidente de Les Corts, Juan Cotino, convocó este martes a los portavoces de los grupos parlamentarios a una reunión informal en su despacho para avanzar en el voto a distancia para las diputadas o diputados que estén de baja por maternidad o enfermedad.

Este paso se enmarca en un compromiso que adquirió el PP hace un mes ante el planteamiento del PSPV, cuya diputada Verónica López se encuentra de permiso tras haber sido madre recientemente. Si se agiliza la inclusión de este asunto en el Reglamento de Les Corts los parlamentarios populares Sonia Castedo y Luis Díaz Alperi, también de baja (la primera por un embarazo complicado, el segundo por enfermedad), podrán utilizar esta herramienta.

La propuesta de Cotino especifica que esta opción debe solicitarse con, al menos, una semana de antelación, y que el proceso sea grabado por los servicios de la Cámara para incorporarlo posteriormente al expediente de la iniciativa debatida y votada.

Durante la reunión con los portavoces de los grupos, el presidente de Les Corts les entregó el borrador de la propuesta y todos aprovecharon para, con el responsable del departamento de informática del Parlamento valenciano, realizar una simulación del voto por videoconferencia. Aunque esta posibilidad no estará disponible para el pleno de esta semana, sí que se prevé que esté habilitada para la siguiente sesión, ya en el mes de mayo.

El acuerdo propuesto por Cotino establece así que el diputado que ejercer el derecho de voto a distancia deberá presentar una solicitud dirigida a la Mesa de Les Corts, acompañada de la documentación que acredite las causas de esta petición, con al menos una semana de antelación a la celebración del pleno en el que se pretenda ejercer el voto a distancia. Además, especifica que el sistema únicamente será utilizado cuando se realice una votación en el pleno y ésta tenga carácter público.

Asimismo, la Mesa de Les Corts ordenará a los Servicios de la Cámara que adopten las medidas pertinentes para el ejercicio de ese derecho. En el supuesto que las causas que motivan la utilización del sistema de voto a distancia persistan por un tiempo superior al acordado, la Mesa deberá adoptar un acuerdo de prórroga.

Otro de los puntos del documento señala que el secretario de la Mesa, para permitir participar en la sesión, remitirá al diputado, mediante correo electrónico, una dirección y una identificación de usuario online. Así, en el momento en el que el presidente de la Cámara indique que se inicia la votación, el diputado expresará verbalmente, a través del servicio de videoconferencia web, el sentido de su voto y el secretario lo comunicará a la Presidencia, quien lo consolidará a los votos expresados en el hemiciclo.

Además, el parlamentario de baja podrá seguir las sesiones mediante el portal web de Les Corts o el Canal online de la Generalitat. Mientras, el secretario estará en contacto permanente con el diputado. Además, la videoconferencia entre los diputados y los secretarios de la Mesa será grabada y se incorporará al expediente de la iniciativa a la consideración de la Cámara.

La diputada socialista Mercedes Sanchordi ya estrenó el voto a distancia en la anterior legislatura, mientras estaba de baja por maternidad. Sin embargo la experiencia registró varios fallos, ya que la parlamentaria tenía que enviar su voto una hora antes por correo electrónico, lo que derivó en votos contrarios al sentido de su grupo en varias ocasiones. Después de aquel experimento, que la convirtió en la primera diputada española en hacerlo, los grupos constataron que el sistema necesitaba mejoras.