EMT ofrece a culés y merengues de 75.000 plazas

La Empresa Municipal de Transportes de Valencia está preparando un dispositivo eficaz para recibir a los aficionados del FC Barcelona y el Real Madrid CF el próximo miércoles, 16 de abril, para la celebración de la final de la Copa de su Majestad el Rey de fútbol en el estadio de Mestalla.

“Facilitar y agilizar” los desplazamientos a culés y merengues es el objetivo de la EMT y se traducirá en más de 75.000 plazas para moverse por la ciudad de forma “cómoda y rápida” teniendo en cuenta especialmente la conexión desde la estación de tren hasta los puntos de concentración que se habiliten y el propio estadio.

Se da la particularidad de que la cita coincide con la celebración de miércoles Santo en esta ocasión por lo que “prácticamente coincidirán quienes salgan de la ciudad para disfrutar de sus vacaciones de Semana Santa con aquellos que llegan al cap i casal por el fútbol, o también para disfrutar de unos días de playa”, matizaron desde EMT. Para minimizar los trastornos y hacer lo más ágil posible la circulación, la empresa tiene “el deber de hacer que la movilidad de todos ellos sea compatible y eficiente”.

Adaptados a los aficionados

Se prevé que los aficionados del Barça lleguen en su mayoría haciendo uso del tren hasta la Estación del Norte o en buses direccionales. En ambos puntos de llegada EMT “tendrá preparado autobuses rotulados como Servicio Especial y el logo del equipo para acercar, de manera directa, hasta la zona de concentración azulgrana ubicada en Tarongers, o bien hasta el entorno del estadio valencianista”, apuntaron fuentes de la empresa.

Los autobuses destinados a cubrir el servicio especial para los aficionados culés realizarán el siguiente recorrido, muy similar al que realiza la línea 41 actual: desde la parada Xàtiva – Institut frente a la Estación del Norte, a través de la calle Jesús y las Grandes Vías, y la Avenida Aragón, donde tendrá ubicada la parada en Aragón – Blasco Ibáñez, para acceder a las inmediaciones de Mestalla, o bien podrán seguir por la Avenida Cataluña hasta la Avenida los Naranjos, donde tienen ubicada su zona de concentración.

Para dirigirse hasta Mestalla deberán optar por la parada que hay junto a la rotonda de la Avenida Cataluña, Catalunya – Vicent Zaragoza y bajar en la parada Aragó – Nou Ajuntament. La vuelta será “muy fácil”, explican desde la organización del dispositivo: “los informadores ubicados a las salidas del estadio les remitirán hasta la Avenida Blasco Ibáñez donde los servicios especiales de EMT les estarán esperando para trasladarles hasta la estación del Norte”.

Por su parte, los madridistas llegarán previsiblemente a la Estación Joaquín Sorolla. EMT ubicará una parada provisional “donde autobuses de la entidad, perfectamente identificados con el cartel de Servicio Especial y el escudo del equipo, trasladará a los aficionados merengues hasta su zona de concentración en el Paseo de la Alameda o bien hasta las inmediaciones del estadio de Mestalla”.

Los buses realizarán un recorrido muy similar a la actual línea 9: desde la parada provisional establecida en la puerta de Estación del AVE – Joaquín Sorolla, y a través de la calle San Vicente, el servicio especial circulará por Periodista Azzati, Pl. Ajuntament, Las Barcas, Pintor Sorolla, Pl. Alfonso el Magnánimo, Glorieta, Porta de la Mar, y a través del Puente de la Exposición llegará hasta la parada ‘Albereda – Armando Palacio Valdés’, situada junto a la Alameda, donde el equipo madridista tiene la zona de concentración y también muy cercana al campo de Mestalla.

La vuelta estará dirigida por los informadores de EMT para que los aficionados se dirijan a la plaza Zaragoza, donde los Servicios Especiales los recogerá para llevarles directamente al AVE. Para evitar sorpresas y garantizar un buen servicio, EMT estará coordinada con RENFE, atentos a los horarios de llegadas y salidas. También con la Federación Española de Fútbol, “contemplando posibles prórrogas”, matizan desde la empresa.