EUPV denuncia irregularidades en el contrato de La Rambleta

Nuevo capítulo del Caso Imelsa. EUPV ha vuelto a exigir al presidente del PPCV, Alberto Fabra, la dimisión de la candidata a la alcaldía de Valencia, Rita Barberá, a raíz de nuevas grabaciones que apuntarían a una adjudicación irregular del contrato de La Rambleta, como otro de los casos incluidos en la trama de Imelsa.

Los concejales del grupo municipal de EUPV y principales candidatos al Ayuntamiento, Amadeu Sanchis y Rosa Albert, junto con la diputada provincial Rosa López y el candidato a la Generalitat, Ignacio Blanco, comparecían esta mañana en rueda de prensa para revelar más datos sobre estas grabaciones.

Entre ellos, el coste del centro cultural La Rambleta, cuya construcción habría ascendido a 14 millones de euros, a los que habría que añadir otros 60 millones más IVA, a pagar en 20 años, en concepto de canon.

Unas cantidades que, en palabras de la concejala Rosa Albert, “superan cualquier previsión o cualquier planteamiento de lo que es gestionar un servicio público” y son “un escándalo, una vergüenza para la ciudad de Valencia”. En ese sentido, Albert ha instado al PP a tomar cartas en el asunto, resolver dicho contrato y recuperar la concesión administrativa.

En similares términos se ha manifestado el candidato a la alcaldía de la ciudad por la formación, Amadeu Sanchis, quien ha señalado que, tras esta concesión, como en otras llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Valencia, “se esconde amiguismo y corrupción”, ya que la misma empresa que construía y gestionaba lo hacía “no porque fuera la mejor, sino porque tenía una relación privilegiada con la concejala de Cultura de aquel momento”, en alusión a la ex edil María José Alcón, suspendida de militancia por aparecer en las grabaciones junto al que fuera gerente de la empresa pública Imelsa, Marcos Benavent.

En ese sentido, Sanchis ha tachado de “indecente” que los valencianos tuvieran que pagar “2,3 millones de euros más IVA anuales de canon” a una empresa por la gestión de un espacio, La Rambleta, que es “de propiedad municipal”. Así, aunque ha reconocido que María José Alcón ya ha sido destituida como asesora municipal y no figura en las listas del PP, ha solicitado a Alberto Fabra que pida la dimisión de Rita Barberá, puesto que era “también alcaldesa de Valencia cuando se produjo este hecho”.

Preguntada por esta cuestión, la candidata a la alcaldía por el PP, Rita Barberá, ha declinado toda responsabilidad afirmando que “hay algunos que querrán que tenga algunas responsabilidades, pero yo no las tengo”. Y ha añadido: “No sé nada y no voy a continuar en ese culebrón, voy a hacer mi campaña y no voy a hacer la campaña de los demás”.

Por su parte, el candidato a la Generalitat por EUPV, Ignacio Blanco, ha vuelto a exigir responsabilidades políticas, ya que, según ha señalado “todo esto es muy grave y afecta a más de tres personas”, a la vez que ha insistido en preguntar a Alberto Fabra si puede poner la mano en el fuego por Barberá y si está seguro de las personas le acompañan en sus listas. “Si Fabra no contesta, habrá que preguntarle a Mariano Rajoy”, ha concluido.

MIREIA HORNOS