Fabra, convencido de que parte de la deuda de la CV la asumirá el Gobierno central

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, se ha mostrado este lunes “convencido” de que las negociaciones con el Ministerio de Hacienda llevarán a que parte de la deuda la Comunidad Valenciana sea asumida por el Gobierno central.

Fabra ha realizado estas declaraciones tras presidir el acto de presentación del proyecto del Archivo Histórico Provincial de Castellón al ser preguntado cómo valora que el Gobierno asuma parte de la deuda histórica de Extremadura y no de la Comunidad Valenciana.

El jefe del Consell ha señalado que “lo primero que hay que hacer es reconocer la deuda histórica y, en el caso de la Comunidad valenciana, hay muchas conversaciones con el Ministerio y las negociaciones van por muy buen camino”. Considera que el Ministerio ha posibilitado poder llegar a acuerdos “para poner a nuestra disposición instrumentos que mejoraran nuestra economía y nuestra financiación y va a seguir así en el futuro a través de esas negociaciones que, estoy convencido, que derivarán en que parte de la deuda sea asumida por ellos”.

“Tenemos que trabajar de forma muy tranquila, pues en primer lugar conseguimos que se pudiera poner encima de la mesa el déficit asimétrico, donde se ponía de manifiesto que había situaciones distintas en varias comunidades; y luego hemos conseguido que parte de la deuda que tengamos ya no sea a las entidades financieras, sino que esté directamente orientada hacia el Ministerio”, ha apuntado Fabra.

“Por parte de la Generalitat y el Gobierno central hay buena sintonía y estamos resolviendo aquellos problemas que durante todo este tiempo se han ido produciendo en cuanto a la situación financiera de la comunidad autónoma”, ha dicho.

Fabra ha resaltado que también se está trabajando “para que la posible asunción de esa deuda en los próximos años pueda ser una realidad”, pero “para ello había que garantizar que estamos haciendo todo lo que había que hacer para que no se incremente el déficit, y hemos ajustado nuestro gasto, y, sobre todo, haciendo políticas que propicien que a través de esa priorización de nuestros recursos se pueda generar también riqueza y empleo”.

FABRA Y CASI TODOS LOS BARONES “PLANTAN” A RAJOY Y MORENO TRAS EL BATACAZO ANDALUZ

La mayoría de los ‘barones’ territoriales del PP, incluído el presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, se han ausentado este lunes de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional que preside Mariano Rajoy tras el batacazo electoral cosechado por el partido en las elecciones andaluzas de este domingo, en las que el PP-A ha pasado de 50 a 33 escaños. Entre los presentes sí que se encontraba Juan Manuel Moreno, que ha llegado al encuentro con gesto serio.

Fabra presidía el acto de inauguración del Centro de Día Municipal de Vinaròs (Castellón) y posteriormente el acto de presentación del proyecto del Archivo Histórico Provincial de Castellón.

En concreto, han faltado a esta cita de ‘Génova’ -convocada hace más de cinco días– Juan Vicente Herrera (Castilla y León), Pedro Sanz (La Rioja), Ignacio González (Madrid), Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Alberto Fabra (Comunitat Valenciana), Alberto Garre (Murcia), José Antonio Monago (Extremadura), Juan José Imbroda (Melilla), Luisa Fernanda Rudi (Aragón), Ignacio Diego (Cantabria), ni José Ramón Bauza (Baleares).

Sí que han acudido los ministros que forman parte del Comité Ejecutivo, como la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la titular de Empleo, Fátima Báñez, y el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. También estaban presentes algunos presidentes regionales del PP, como la presidenta del partido en Madrid, Esperanza Aguirre, la del País Vasco, Arantza Quiroga, el presidente de la gestora en Navarra, Pablo Zalba, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho y la presidenta del PP en Asturias, Mercedes Fernández.

Esta ausencia de líderes territoriales del PP en ‘Génova’ un día después de las andaluzas se produce a tan solo dos meses antes de las elecciones autonómicas y municipales, en las que muchos de esos dirigentes temen perder poder con la entrada en sus respectivos parlamentos autonómicos de nuevos partidos como Podemos o Ciudadanos.

FOTO: Twitter PP