Foto y sanción contra el abandono de heces

Recogida de excrementos. Foto de Efe.Recogida de excrementos. Foto de Efe.

Benimámet ha decidido atajar el problema de la acumulación de excrementos de perros en la vía pública señalando directamente al vecino incívico que no los recoja haciéndole una fotografía y mostrándola a la Policía Local. Tras unos meses de campaña informativa y de concienciación, la asociación de vecinos ha pasado al siguiente nivel: “un mesaje más amenazante, de advertencia” para cazar a los vecinos in fraganti. Así lo explicaron a VLC News desde la agrupación de residentes.

El cartel que ha repartido por las calles recuerda que la sanción mínima es de 150 euros y Ayuntamiento, Policía Local y asociación de vecinos han llegado a un acuerdo: los ciudadanos podrán hacer fotografías a los infractores para entregarlas a la autoridad y que ésta pueda reconocerlos. Así lo han concluido tras algunas reuniones para tratar la cuestión.
Esta idea parte de la propia asociación, “desesperada ya con el tema”. Aseguran que las aceras y solares están plagados de excrementos. “Algunos vecinos nos comentan que se produce ante la falta de espacios habilitados, pipi-canes y parques” (todavía está en el aire el inicio del Parque Lineal y el previsto en el solar entre las calles Esperanza y Silla).

Cartel de la campaña de Benimámet.

Cartel de la campaña de Benimámet.

Pero esta merma no es la causa principal, afirman desde la asociación. “El verdadero problema es el incivismo que da lugar a solares insalubres, llenos de gérmenes y que pueden derivar en cosas peores”, lamentaron.
Las fotografías que los vecinos realicen las podrán mostrar directametne a los policías de barrio, entregarlas en el retén o hacerlas llegar a la asociación para que esta lo haga llegar a los encargados de imponer las sanciones.
Se trata de un modelo similar al que en 2009 ya pusieron en marcha en la localidad de Catarroja, en este caso impulsado por el Consistorio. En cambio, no todos los barrios de la ciudad comparten esta persecución del incivismo y optan por quedarse en la campaña informativa.
En Valencia la cuantía mínima por este tipo de infracciones es de 150 euros. El Ayuntamiento de Alcobendas es el que impone menores sanciones, con 60 euros. En cambio, Barakaldo es de los más restrictivos, con multas de hasta 3.000 euros. En Alicante rondan los 200 y en Málaga pueden llegar a los 750 y en Madrid a los 1.500 euros.