“La amenaza del montadito” en Nou Moles

Los bares y restaurantes de la zona de Nou Moles andan inquietos estos días. En la calle Burgos (en la antigua ubicación de una oficina de la Caixa)  avanzan los trabajos para la apertura de un establecimiento de la franquicia 100 Montaditos y se han encendido las alarmas: “Es una mala noticia”, plantean algunos. “Esperemos que no vaya en detrimento del pequeño comercio”, apuntan otros.

Se ha abierto el debate, acompañado del temor, sobre cómo un restaurante de este tipo puede afectar a la economía local. No se halla precisamente en un entramado de calles atractivo o con una oferta de ocio nocturno que arrastre a gran número de personas para decantarse por el barrio para ir de comida o cena.

Y es por eso que las ofertas, sobradamente conocidas por todos, suponen a todas luces una “amenaza” para los negocios de restauración que se las tendrán que ver y desear para competir en precio y calidad puesto que el cliente al que todos se dirigen única y exclusivamente es el vecino.

Sin embargo, donde la gran mayoría ve “un peligro” sólo hay una persona que ve una “estrategia”. VLC News ha podido saber que detrás de esta apuesta en este barrio está el propietario de otro bar, a escasos metros de la nueva sede de la citada franquicia. Un modo de diversificar clientela y fidelización y de apostar por distintos productos sobre la mesa.

Desde esta perspectiva, los pequeños comerciantes se muestran alerta y expectantes del resultado de la “maniobra” para arrojar la toalla o tomar nota. Entre los vecinos se leen ya distintas lecturas que ya hemos podido empezar a ver en la calle y en las redes: “¡Me encanta! ¡Un 100 Montaditos en el barrio!”, “es una mala noticia”, “la competencia es buena siempre. Visualmente no es un sitio bueno para ese tipo de negocio, pero seguro que la gente del barrio responde muy bien siempre y habrá colas”… Comienza la cuenta atrás para comprobarlo.