La CUP cede y cierra un preacuerdo de investidura con Artur Mas

La CUP rechaza investir como President a Artur Mas. La Asamblea de la CUP habría rechazado investir a Artur Mas como President de la Generalitat de Catalunya en medio de una fuerte división

La CUP cede y cierra un preacuerdo con Artur Mas. La Candidatura de Unitat Popular (CUP), el partido de la izquierda independentista y antisistema de Catalunya, habría cerrado un preacuerdo de investidura con Junts Pel Sí, la candidatura formada por Convergència Democràtica de Catalunya -el partido de Artur Mas- y  Esquerra Republicana.

El próximo domingo 27 de diciembre, la asamblea de la CUP deberá ratificar este acuerdo en la asamblea general que celebrará en la ciudad de Girona. Hasta ahora, la formación de izquierda se había mostrado reacia a investir como President a Artur Mas, debido a sus políticas de corte liberal, y según la CUP, antisociales. Los diferentes casos de corrupción que afectan a Convergència también habían sido uno de los motivos alegados por los dirigentes independentistas para dar su apoyo a la lista formada por CDC, ERC y algunos independientes.

Los puntos del preacuerdo se presentarán en dos ruedas de prensa, una por cada parte de la negociación. La primera correrá a cargo de Junts Pel Sí, posteriormente la CUP ofrecerá igualmente su rueda ante los medios.

El pacto, o acuerdo, entre los antisistema y la candidatura de ERC y CDC era casi la única posibilidad de gobierno para la comunidad vecina, ya que, los diputados de Catalunya Sí Es Pot, la marca catalana de Podemos, se ha mostrado contraria a la independencia de Catalunya, a pesar de que sí defienden la celebración de un referéndum de autodeterminación. El resto de formaciones, Ciudadanos, PSC y PP, se ubican ideológicamente en las antípodas de las tesis independentistas.

Los resultados de las Elecciones Generales del pasado domingo podrían haber precipitado el preacuerdo, dada la clara victoria de ‘En Comú Podem’, la marca de Podemos en aquella región, muy por encima de formaciones hegemónicas como Convergència Democràtica, que descendió hasta la cuarta posición, por detrás del PSC y de Ciudadanos.