La diputada Isaura Navarro renuncia a concurrir a las oposiciones de letrada en Les Corts

La diputada de Compromís Isaura NavarroLa denuncia, la interpuso el grupo parlamentario de Compromís en 2013

La diputada de Compromís en les Corts Valencianes Isaura Navarro ha renunciado este viernes a presentarse a la convocatoria de dos plazas de letrado en la cámara autonómica ante el revuelo y la confusión mediática ocasionada.

Así lo ha indicado Navarro en un escrito hecho público este viernes en el que ha defendido que ella es “una diputada rasa” que no forma parte del gobierno por lo que “es ajena a actuaciones susceptibles de incurrir en incompatibilidades. “Un diputado puede compatibilizar la labor de representación ciudadana con el trabajo en cualquier empresa, concejalía o alcaldía”, ha insistido.

De este modo, ha recalcado que tras la polémica generada sobre la posibilidad de que participara en unas oposiciones “en igualdad de condiciones, en competición pública con el resto de aspirantes, cumpliendo los principios de igualdad, mérito y capacidad que marca la Constitución Española en el acceso a la función pública”, ha decidido no presentarse a las oposiciones renunciando así a “su derecho a replantear mi vida profesional”. “Cosas de la política”, ha lamentado.

Asimismo, en el escrito ha apuntado que actualmente se vive en un mundo “de desprestigio de la política, de desconfianza hacia las actuaciones de los políticos, sin gobierno estatal, rodeados de abundantes casos de corrupción que han evidenciado que el Estado no tenía respuestas eficaces para el control de las decisiones y el gasto público”.

“Yo hoy me dedico a la política, sí, a ese mundo tan desacreditado y soy diputada y mi trabajo consta en la web institucional de Les Corts Valencianes, pero no pretendo serlo para siempre”, ha señalado para puntualizar que ella es abogada, especializada en derecho administrativo, con amplio conocimiento del derecho parlamentario y entre los trabajos que despiertan su interés profesional se encuentra el que se desarrolla en Les Corts, que precisamente exige ese tipo de conocimientos.

“Por ello decidí preparar unas durísimas oposiciones haciendo un gran esfuerzo personal para estudiar y enfrentarme a los cuatro exámenes que prevé la convocatoria pública de 269 temas porque es el esfuerzo el que me ha acompañado a lo largo de mi vida y me ha dado lo que tengo”, ha manifestado.

Sin embargo, Navarro ha admitido que era consciente de que sería una noticia que “llamaría la atención” porque “no es habitual que alguien que tiene un trabajo como el mío se presente a unas oposiciones de esa dificultad”. Aunque, ha admitido que “no podía imaginar que se confundirían unas oposiciones con cuestiones que nada tienen que ver, como es la de las puertas giratorias donde las empresas agradecen los servicios prestados a los cargos del gobierno, actuación que prohibirá la futura Ley de Incompatibilidades”.

Los masivos enchufes del PP

Navarro también alude al PP -que anunció que solicitaría un informe a los servicios jurídicos del parlamento valenciano por si existía “incompatibilidad”- y ha criticado que esa formación no ha votado a favor de las incompatibilidades que que regula la ley pero “sí le gustan los enchufes y los ha practicado a mansalva, vulnerando las leyes como solo ellos saben”. “En las antípodas de los enchufes o agradecimientos partidistas están las oposiciones públicas, que siempre deben ser transparentes y exigentes, me presente yo o cualquier otra persona”, ha recalcado.

Así, ha reprobado que “el partido más corrupto de la historia valenciana” argumente contra su decisión que ella tiene relación con los letrados, miembros del tribunal. A su juicio, con ese argumento ningún funcionario interino podría presentarse a convocatoria alguna, porque ya conoce a la gente y está familiarizado con aspectos del puesto al que aspira.

Nadie de la Mesa de Les Corts en el Tribunal

Según la diputada de Compromís, tras el revuelo, “ningún miembro de la Mesa de Les Corts quiere formar parte del tribunal y proponen que se encargue gente ajena a esta institución”.

No obstante, Navarro ha recordado que precisamente para evitar estas situaciones el Estatuto Básico del Empleado Público Ley 7/2007 excluye a los cargos políticos de los tribunales de oposiciones a funcionario, “siendo el caso que nos ocupa una excepción a este mandato”. “No estaría de más aprovechar la ocasión para reflexionar sobre ello y modificar la normativa y la convocatoria, apostando por tribunales exclusivamente técnicos también en el ámbito parlamentario”, ha manifestado.

“En todo caso, es evidente que cualquier miembro de un tribunal de oposiciones debería realizar su labor con objetividad, se presente quien se presente. Y de existir amistad o enemistad manifiesta, abstenerse de participar”, ha zanjado.