La sede del PP amanece con los cristales rotos por un ataque

El Partido Popular de la Comunidad Valenciana ha expresado su “más enérgica repulsa” al “ataque” perpetrado este fin de semana contra la sede de la formación, ubicada en la calle Quart de Valencia. El edificio ha aparecido este lunes con varios cristales de la puerta de entrada rotos por el lanzamiento de objetos al interior.

Según ha informado el PPCV en un comunicado, la sede ha aparecido con varios cristales de la puerta principal rotos y con objetos que se han lanzado y han impactado en el interior del edificio.

El PPCV ha mostrado su condena a este ataque, “como cualquier tipo de violencia”, y ha hecho un llamamiento “a la serenidad, la responsabilidad y el civismo” para que “aquellos que quieran protestar, en su legítimo derecho, lo hagan dentro de las normas del Estado de Derecho, el respeto y la legislación vigente“.

Según el partido, estos ataques se han producido en la madrugada del sábado y también durante la pasada noche. El primero de los ataques provocó la fractura del cristal de la puerta principal de la sede, mientras que el segundo consistió en el lanzamiento de una botella que atravesó las cristaleras de la fachada.

Personal de la policía científica del Cuerpo Nacional de Policía ha revisado los desperfectos y ha comprobado las grabaciones de las cámaras de seguridad del edificio, según las mismas fuentes. El PPCV tiene intención de denunciar estos hechos.