Llopis pregunta a Puig y Albiol “si la oscura e irregular gestión de sus partidos en Buñol es lo que proponen para la Comunitat”

Emilio LlopisEmilio Llopis, exalcalde de Genovés y exjefe de gabinete de Alfonso Rus

El vicesecretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Emilio Llopis, ha preguntado a Ximo Puig y a Marina Albiol “si la oscura e irregular gestión que sus formaciones, PSOE y EU, practican en el ayuntamiento de Buñol es la propuesta que ellos tienen para la Comunitat Valenciana”.

Emilio Llopis se ha referido así a la posición de la Fiscalía Provincial Anticorrupción de Valencia, que ha calificado los hechos cometidos por el tripartito que gobierna Buñol (EU-PSOE-IAB) en relación a la adjudicación a dedo de la Tomatina como constitutivos de un presunto delito de prevaricación.

“Estamos ante una forma de actuar endémica de los partidos de izquierda cuando tienen responsabilidades de gobierno, ya sea en
solitario o en pactos a varias bandas: el despilfarro y el uso arbitrario y con oscuros intereses de los recursos públicos”, ha señalado.

El responsable popular ha recordado que los partidos de izquierda “primero secuestraron la voluntad de los vecinos de Buñol evitando que gobernara el partido con mayor respaldo en las elecciones de 2011, el PP, que obtuvo cerca del 40% de los sufragios. Y ahora sabemos que su intención era repartirse el pastel de las adjudicaciones públicas”.

En este sentido, ha señalado que la Fiscalía Anticorrupción se pronuncia en su escrito afirmando que, en los hechos descritos en la denuncia presentada por el PP de Buñol, “se han vulnerado las más elementales formalidades de formación del expediente administrativo previo, publicidad y transparencia en el acto llevado a cabo” y considera que pueden ser constitutivos de un presunto delito de prevaricación, por lo que ordena la remisión de las diligencias al juzgado de Instrucción de Requena.

El PP ha lamentado que la vía judicial haya sido la única posible para que los ciudadanos de Buñol puedan conocer la verdad que se esconde tras el negocio de la privatización a dedo de la Tomatina por parte del Tripartito de IU-PSOE-IAB, ya que las reiteradas solicitudes de información en este y otros temas han caído en saco roto, de manera que ante la negativa del gobierno municipal Tripartito de seguir por los cauces legales de contratación administrativa que marca la Ley de Contratos del Sector Público nos hemos visto obligados a denunciar los hechos ante la Fiscalía Anticorrupción.

El presunto delito apreciado por Anticorrupción en la adjudicación de la Tomatina se suma a las investigaciones de la Sindicatura de Cuentas acerca de la adjudicación de otros servicios públicos como de recaudación, limpieza viaria o publicidad de la radio. “Estamos hablando de millones de euros de los vecinos de Buñol adjudicados presuntamente de manera irregular, sin la garantías de un concurso público y una licitación acorde con la ley de Contratos del Sector Público, por lo que la Tomatina podría ser sólo la punta del iceberg de una trama ideada por PSOE, EU e IAB”, ha agregado.