Los críticos con Puig preparan el asalto a las primarias de Valencia

La derrota de Toni Gaspar en las primarias del PSPV ante Ximo Puig el pasado 9 de marzo dejó a una tercera parte de los militantes y simpatizantes socialistas huérfanos del cambio que anhelaban. Han pasado unas semanas en las que el equipo del aspirante se ha decantado por el silencio y la discreción. Aunque no por la inacción, porque este ejército de descontentos prepara ya el asalto a las primarias que, de un modo u otro, esperan que se celebren también para elegir al candidato al Ayuntamiento de Valencia.

La diputada autonómica Cristina Moreno es la favorita del equipo de Gaspar, según fuentes socialistas. La parlamentaria valenciana acompañó al alcalde de Faura durante todo el proceso y es el principal referente de este grupo de trabajo en la ciudad. Siempre de la mano del que fuera secretario general del PSPV en Valencia, Rafael Rubio, lo cierto es que en los últimos años ha perdido peso en el seno del partido.

Moreno, diputada en Les Corts desde 1999, ha ocupado puestos de responsabilidad en el grupo parlamentario en anteriores legislaturas. Incluso la dirección del partido pensó en ella para liderar la ejecutiva de Valencia en una de sus múltiples crisis. Pero en los últimos años la parlamentaria ha mostrado más querencia por la rebeldía. O las “causas perdidas”, como admite su compañero de bancada Juan Soto.

La diputada valenciana prefiere no confirmar ni desmentir, todavía, que vaya a disputar el cartel electoral al actual portavoz en el Ayuntamiento, Joan Calabuig. El que fuera candidato en 2011 ya ha dicho que quiere repetir y que se medirá con quien haga falta. Pero Moreno, igual que hizo Gaspar, prefiere comprobar que hay un poco de agua antes de lanzarse a la piscina.

Además, de celebrarse primarias en la ciudad de Valencia (que también está por concretar), la votación tendría lugar hacia el mes de octubre, de cara a las elecciones municipales de mayo de 2015. De aquí a entonces aún puede cambiar el juego de equilibrios que tanto gustan en Blanquerías.