Los diputados mantendrán su sueldo hasta las elecciones

Pepe Morgan critica a C’s por su postura sobre la deuda histórica con la Comunitat

El próximo martes 31 de marzo la Junta de Portavoces de las Corts Valencianes tomará razón del decreto de disolución del Parlamento Valenciano y convocatoria de elecciones el próximo 24 de mayo. Aquellas de sus señorías que no formen parte de la Diputación Permanente perderán su aforamiento pero mantendrán sus retribuciones –excepto las dietas por kilometraje– hasta el día de antes de la celebración de los comicios. Un mes y medio, aproximadamente.

En total son 45 –de 99– los diputados, entre los miembros de la Mesa, los titulares y los suplentes, los que conforman la Diputación Permanente, que es el órgano que ejercer las labores legislativas y de control mientras está cerrado el periodo de sesiones. Ellos mantendrán sus retribuciones hasta el día de la constitución de la nueva Cámara.

Así consta en el acuerdo adoptado este viernes por unanimidad en la Comisión de Gobierno Interior de las Corts, en el que se detalla los “efectos que produce” el decreto de disolución, que se publicará este martes en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV).

El aforamiento permite que los diputados no sean juzgadas por los tribunales de primera instancia sino por los tribunales superiores, en este caso por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Los diputados, además de mantener sus retribuciones, continuarán dados de alta en la Seguridad Social –por Real Decreto– y en los seguros de vida, accidentes y asistencia sanitaria concertados en las Corts, hasta el día de la constitución de la nueva Cámara. Igualmente que se seguirá abonando las cuotas a aquellos que se hallen de alta en mutualidades profesionales.

En caso de que soliciten y se produzca la reincorporación a sus puestos de trabajo o situación similar, una vez tramitada la baja, las Corts dejará de pagarles.

Según han indicado a Europa Press algunos diputados, dado que no tienen derecho a paro, esta es una manera de cobrar “indemnización” por dejar su trabajo.

Además, a los diputados deberán devolver los teléfonos móviles, ordenadores portátiles, taquillas personales, tarjetas de autopista Vía T y llaves de acceso al garaje del hemiciclo. Igualmente, se darán de baja las líneas, cuentas de correo electrónico, sus espacios reservados en los servidores y se cancelarán todos sus certificados digitales.

Aquellos que consideren que es posible que salgan reelegidos para la siguiente legislatura, podrá solicitar un aplazamiento en la devolución del material y la baja de cuentas de correo, pero no más allá de la sesión constitutiva de las nuevas Corts.

Por otro lado, los grupos parlamentarios también mantendrán los abonos de las cantidades que se transfieren por las Corts hasta la constitución del nuevo parlamento.

La asignación básica reglamentaria anual de un diputado raso asciende a 28.326,84 euros brutos, a lo que hay que añadir 4.721,14 euros, además de complementos como el de la dedicación exclusiva –quien la haya solicitado–, de 4.387,20 euros. Los miembros de la Mesa perciben 48.300 euros en el caso del presidente; 38.000 los vicepresidentes y secretario.

29 de los 99 diputados han dejado las Corts

Un total de 29 de los 99 diputados autonómicos han dejado las Corts Valencianes esta legislatura, lo que supone casi uno de cada tres. En concreto, han sido 24 parlamentarios del grupo popular, cuatro del PSPV –dos de ellos fallecidos– y uno de EUPV.

El parlamento autonómico ha celebrado esta semana –entre el martes y el jueves– el último pleno de la legislatura. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, firmará el próximo lunes el decreto de disolución de las Corts, que se publicará en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana y entrará en vigor el martes, de cara a las próximas elecciones autonómicas del 24 de mayo, según han informado a Europa Press fuente de la Generalitat.