Margallo asegura que “ha llegado ya la hora” de resolver la financiación valenciana

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha apostado este jueves por “arreglar el sistema de financiación” del territorio valenciano, que “ha estado ahogando nuestro desarrollo”. A su parecer, se ha instado a esperar a que “las condiciones económicas mejorasen para no abrir una caja de Pandora”, pero considera que “ha llegado ya la hora y hay que resolverlo”.

García-Margallo ha realizado estas afirmaciones después del acto de entrega de la placa de honor de la Orden del Mérito Civil al periódico Las Provincias, donde ha destacado su vinculación personal a esta tierra.

El ministro, quien cree que “los mejores días de Valencia están por llegar”, ha asegurado que desde que fue nombrado como titular de Asuntos Exteriores ha hecho “lo posible por mejorar la situación de España y, en especial, de la Comunitat Valenciana”.

Margallo ha destacado que Las Provincias “ha sido perfectamente consciente, desde su número fundacional hace 150 años, de la fortaleza, la solidez y las señas de identidad valencianas”. Del mismo modo, ha destacado que “no es concebible Valencia sin España ni España sin Valencia”.

Asimismo ha destacado que España ha sufrido una crisis “muy severa” por tres características que considera que son “muy visibles en la Comunitat”. Se ha referido al incremento del endeudamiento privado, a la “explosión de la burbuja inmobiliaria” y a la pérdida de competitividad.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra ha sido el encargado de clausurar el acto que ha congregado a numerosas personalidades del ámbito político, militar o económico, entre otros, también ha intervenido el presidente del Consejo de Administración de Federico Domenech -empresa editora de Las Provincias-, Guillermo Zarranz, quien ha agradecido el galardón.

MARGALLO ABOGA POR EL ENTENDIMIENTO ENTER ESPAÑA Y VENEZUELA

Margallo aboga por el entendimiento entre España y Venezuela. El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha señalado este jueves en Valencia que “está en interés de Venezuela y España no seguir subiendo la marea y buscar una fórmula de entendimiento“.

El ministro de Asuntos Exteriores, ha recordado que “el presidente Maduro y la canciller venezolana han anunciado medidas. No sé por dónde van a respirar, es bastante impredecible”.

“No veo ningún interés en seguir esta escalada”, ha manifestado García-Margallo, quien ha añadido que “España va a responder si es agredida, como ha respondido, porque la dignidad nacional está por encima de todo”. En cualquier caso, considera que “está en interés de Venezuela y España no seguir subiendo la marea y buscar una formula de entendimiento”.

Ha subrayado que en Venezuela “hay 200.000 españoles, tenemos intereses económicos y es un pueblo muy cercano”, y por tanto ha dicho que el Gobierno español quiere que “las cosas se estabilicen políticamente y haya un mínimo de riqueza y de prosperidad para el pueblo venezolano”.

Inquirido por si romperán relaciones con Venezuela, García-Margallo ha destacado que se adoptarán medidas “en función de las decisiones que la otra parte adopte”. “Hasta este momento, se han producido insultos y descalificaciones absolutamente intolerables, y lo que hemos hecho es llamar a consultas a nuestro embajador”, ha manifestado. A partir de ahí, ha dicho, “vamos a ver cuál es la respuesta del Gobierno venezolano”, y ha destacado que el “conflicto” no lo ha empezado España y “no es, en absoluto, con el pueblo venezolano”.

En su opinión, lo que Venezuela “no puede esperar” es que España “acepte estas agresiones contra el Congreso, contra el Gobierno, contra el presidente del Gobierno, contra los expresidentes González y Aznar, dando la callada por respuesta”. Del mismo modo, ha dicho que le país americano tampoco puede esperar de España que “fomentemos la escalada, porque no está en el interés de nadie, ni de Venezuela ni de España”.

Además, ha manifestado que actuar contra “empresas españolas que están colaborando desde hace mucho tiempo a la prosperidad del pueblo venezolano es contrario a los intereses del pueblo venezolano”, por lo que ha advertido de que “el Gobierno de Venezuela es el que tiene que valorar lo que quiere hacer”.