Marzà radiografía la educación en la Comunitat y aboga por pasar página

Marzà en el desayuno informativo del Fórum Europa Tribuna MediterràneaMarzà en el desayuno informativo del Fórum Europa Tribuna Mediterrànea

El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, ha afirmado que la sociedad valenciana está recuperando la autoestima y ha instado a “olvidar y pasar página de la Comunitat de los barracones a la de aulas dignas; de la Comunitat del fracking a la que estima su medio ambiente, dejar el autoodio y estimar su lengua”. Así lo aseverado Marzà en un desayuno informativo del Fórum Europa Tribuna Mediterrànea, al que han asistido, entre otros, el presidente de las Corts Valencianes, Enric Morera, la vicepresidenta de Consell, Mònica Oltra, varios integrantes del Ejecutivo autonómico, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, así como representantes del mundo de la educación y la cultura.

El titular de Educación ha comenzado su intervención con una palabras del Papa Francisco aludiendo al “cáncer social que es la corrupción” y, aunque ha recalcado que “no perdonamos la vergüenza que nos han hecho pasar los gobiernos valencianos anteriores”, ha subrayado que prefería emplear el tiempo en hablar de experiencias positivas. Solo ha dado tres datos negativos: la Valencia es la autonomía con competencias en educación con más fracaso escolar, roza el 40 por ciento; el 23 por ciento de valencianos sufre pobreza extrema o riesgo de exclusión, y la infrafinanciación.

El conseller ha reivindicado algunas de las actuaciones que ha llevado a cabo, como el nuevo Plan de Infraestructuras escolares. En este sentido, Marzà ha aseverado que este mapa es “coherente y transparente” y ha agregado que es “importantísimo que los empresarios de la construcción valencianos puedan confiar en la administración”, pero, también, que la administración pueda confiar en ellos. Para ello, ha dicho, “son necesarios criterios claros y adjudicaciones limpias, colaboración y asunción de riesgos compartidos por el bien de todos”.

Preguntado por si el Consell puede buscar colaboración privada para asumir el coste de eliminar los barracones, ha contestado que se estudiarán “todas las colaboraciones posibles” aunque ha garantizado que “teniendo muy claro que es una nueva forma de relacionarnos”. “No vamos a socializar la deuda”, ha apostillado.

La gratuidad de los libros

En su opinión, hay que poner en valor las experiencias pedagógicas que se están desarrollando en los centros de la Comunitat.  En la misma línea, ha defendido los programas de gratuidad de libros de texto XarxaLlibres y de aulas de 2 años. En estes sentido, ha recordado  que “somos los cuarta autonomía con niveles más bajos de asistencia a escoletes”, así como el decreto de admisión de alumnado. Para Marzà, hay que asegurar que “la libertad no sea sinónimo de privilegio”. “Cuando una familia tiene que elegir entre pagar los estudios o la luz, no es libre”, ha subrayado.

Cuando se le ha planteado que en los colegios concertados el fracaso escolar es menor y cuál va a ser su política de colaboración con estos centros, Marzà ha manifestado que todos los centros sostenidos con fondos públicos tendrán los mismos criterios y que deben ser las familias quienes elijan a los centros y no al revés. “Tú eliges el centro que quieres y, si hay que desempatar, se hará con criterios tan lógico como proximidad al centro o presencia de hermanos. Hay que mirar las experiencias de diferentes centros y hacer una reflexión sobre la tipología de familias de unos  y de otros, relacionado con los resultados que se obtienen”, ha puntualizado. Asimismo, ha abogado por conseguir que “los centros no sirvan para reproducir la desigualdad social sino que la educación sea un motor de ascenso social y que todos tengan las mismas oportunidad”.

Para ello, ha citado otras iniciativas como el aumento de las becas de comedor “desde el primer día, tanto en junio como en septiembre”, porque “la pobreza no se va de vacaciones”; o el aumento becas universitarias.

Contra la inestabilidad

Respecto al profesorado, Vicent Marzà ha destacado que con el nuevo concurso de traslados “por fin no habrá mas personas en expectativa de destino”. “Todas las personas tendrán una plaza definitiva, acabaremos con esa inestabilidad de las plantillas y daremos estabilidad”. Sobre si interinos con plaza aprobada pero sin consolidar tendrán que presentarse a las oposiciones de 2016, Marzà ha dicho que sí y ha instado a “hacer pedagogía” en este asunto, ya que “las oposiciones se han de ganar, no solo aprobar”. Ha apuntado que el actual acuerdo de interinos no le gusta, como tampoco el anterior -el TSJ anuló la rebaremación del de 2013-, y hay que “trabajar para que sea más justo”. Aquí ha abogado por actuar de dos formas: convocando más plazas, como este año, y mejorando el proceso en su conjunto.

También se ha mostrado abierto a hablar con al Facultad de Magisterio y e l resto de universidades sobe el acceso a la función docente y ha recalcado que “hay que tender puentes para  una futura Ley valenciana de Educación integrada que no se quede solo en Infantil o Primaria”.

Programa experimental plurilingüe

Acerca de los seis centros del programa experimental plurilingüe, Marzà ha asegurado a las familias que los alumnos acabarán ese proyecto pero ha dicho que en un futuro el nuevo decreto de plurilingüismo -que previsiblemente comenzará a aplicarse en el curso 2017-18- se generalice a todos los centros. También ha aludido a la Formación Profesional (FP) dual y ha comentado que “se dedican muchas horas a hablar de FP dual cuando implica al 2% alumnado” y se ha mostrado partidario de “dar la vuelta” a esta etapa educativa para que “tenga más incidencia en el tejido productivo”.