Más de 30 detenidos y 200 imputados por concertar matrimonios de conveniencia

MelianaLas investigaciones comenzaron en Meliana (Valencia)

Más de 30 detenidos y 200 imputados por concertar matrimonios de conveniencia. Estos matrimonios de conveniencia servían regularizar la situación de ciudadanos de nacionalidad marroquí. Se ha llegado a pagar entre 5.000 y 8.000 para así obtener el permiso de residencia. También se ha imputado por el delito de favorecimiento de la inmigración clandestina a otras 271 personas. Según fuentes del cuerpo policial, se han detectado un total de 70 enlaces fraudulentos.

Las sospechas comenzaron a finales de mayo de 2013 cuando en la localidad valenciana de Meliana se tuvo conocimiento de que podrían estar presentando solicitudes ciudadanos marroquíes para casarse con europeos. Las investigaciones encontraros varias irregularidades y falsedades en las solicitudes, que, tras seguir investigando, pudieron determinar que los documentos de las solicitudes matrimoniales eran falsos. También pudieron comprobar que las firmas de los traductores eran falsas ya que habían sido escaneadas para conseguir que admitieran los documentos. Además, pudieron comprobar que una vez finalizada la boda y obtenidos los papeles regresaban a otros países como Francia, Alemania, Holanda o Italia.

Además, las personas que se encargaban de organizar estas bodas les ofrecían falsos testigos y la posibilidad de hacerse pasar por el contrayente en el momento de la boda en el caso de que no hablara español. Asimismo, también les proporcionaban un domicilio en la localidad en la que se celebraba el matrimonio, donde se empadronaban fraudulentamente por un pago entre 100 y 300 euros.

Finalmente, los agentes localizaron a todos los implicados. Además, descubrieron que había ocurrido también en otros registros civiles.  La principal consecuencia de estas investigaciones es que por el momento se han retirado nueve permisos de residencia, no se han concedido dos nacionalidades y se han paralizado y archivado otros nueve expedientes matrimoniales. La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada de Extranjería de la Comisaría de Burjassot en colaboración con la Policía Local y las Instituciones Públicas de Meliana, Valencia.