Más de 300 análisis a las aguas residuales en mayo

El Ayuntamiento de Valencia, a través de Ciclo Integral del Agua, ha realizado durante el mes de mayo más de 300 análisis de laboratorio a los vertidos de aguas residuales de la red municipal de saneamiento.

La concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Mª Àngels Ramón-Llin, ha explicado que la finalidad de estos análisis es controlar la calidad de las aguas que circulan por las diferentes conducciones de la red de saneamiento “para garantizar en todo momento el cumplimiento de los estándares de calidad exigibles y la protección medioambiental del entorno”.

En concreto, se han tomado muestras en 31 puntos diferentes de la red de saneamiento como colectores y alcantarillas, en ubicaciones estratégicas, junto a otros análisis más exhaustivos en zonas de vertido que puedan presentar una mayor carga contaminante, como lavaderos de vehículos, mataderos o tintorerías.

Para ello, el servicio del Ciclo Integral del Agua cuenta con una serie de Unidades de Control de Calidad de Aguas Residuales, laboratorios móviles que permiten la detección y el análisis in situ de los vertidos a la red de alcantarillado.

La  edil ha destacado que “estas inspecciones evitan alterar el correcto funcionamiento de todo el sistema de tratamiento y depuración de aguas, al evitar el vertido de materias más contaminantes de lo permitido por la normativa vigente, lo que supondría un sobrecoste para nuestras instalaciones”.