Mirador Valencia echa el cierre antes de lo previsto y con pérdidas

La andadura de la gran noria Mirador Valencia ha llegado a su fin en la ciudad. A cinco días de llegar a la fecha en que anunció su despedida para recalar en otras ciudades españolas, la empresa Mundosenti2 ha anunciado oficialmente que “no reanudará su actividad”. Lamentando “las molestias causadas” y anunciando su vuelta en 2015, el cierre que cuelga de un cartel desde hace poco más de un día se ha convertido en permanente y se prevé iniciar el desmontaje en breve.

Tal y como ha podido saber VLC News, la noria portátil más alta de Europa no ha resultado rentable y se despide con pérdidas, sin alcanzar las expectativas. La iniciativa arrancó fuerte, siendo portada de diversos medios, reclamo de fotógrafos profesionales y amateur, curiosos, visitantes de la ciudad y valencianos. Pero el impacto de tener una estructura en la mediana de la avenida Aragón ha sido más fuerte que el de la compra de entradas.

“Aguantó a Fallas para ver si la cosa mejoraba pero una vez pasadas ya se ha decidido no continuar”, indicaron fuentes cercanas a la empresa a este periódico. El día de cierre oficial era el próximo día 30 de marzo, permaneciendo desde el 28 de febrero operativa.

“Si compraste una entrada que no has usado ponte en contacto a través del correo electrónico info@miradorvalencia.com y te indicaremos cómo proceder para hacerte la devolución correspondiente”, informa la empresa a los usuarios a través de su página web y redes sociales.

El reclamo principal del montaje era poder observar la ciudad fallera desde las alturas, a 70 metros, concretamente. “¿Imagináis ver la Nit del Foc desde Mirador Valencia?”, iluminado por 20.000 bombillas LED, con 42 cabinas climatizadas -adaptadas a sillas de ruedas- y con capacidad de ocho personas por cabina, 336 ocupantes en total de forma simultánea. No fue suficiente y la noria se ha quemado con los monumentos.

La empresa trató de enriquecer al máximo posible la oferta, con distintos precios y categorías, ahorrando colas a los compradores de entradas preferentes e, incluso, incorporando un servicio de fotografías para el recuerdo. Pero se va dejando también algunas polémicas detrás: el mundo de la feria cuestionó al Ayuntamiento por no permitir instalaciones recreativas durante la semana fallera pero a Mundosenti2 sí colocar su noria, con sus 250 toneladas de peso en una vía principal; y se han cerrado para garantizar su funcionamiento dos carriles , provocando algún que otro susto en la circulación.