Mónica Oltra no quiere una guerra del agua por el transvase Júcar-Vinalopó

Igualdad comienza el proceso de elaboración de la ley de Infancia, que ha recibido 79 aportaciones de la ciudadaníaIgualdad comienza el proceso de elaboración de la ley de Infancia, que ha recibido 79 aportaciones de la ciudadanía

Mónica Oltra no quiere una guerra del agua por el transvase Júcar-Vinalopó. Así lo ha expresado la vicepresidenta del Consell de la Comunidad Valenciana que ha señalado que el agua “no puede convertirse en una guerra ni entre partidos, ni entre comunidades, ni entre regantes de una cuenca y de otra”, en relación al anuncio de la comunidad de Castilla-La Mancha de recurrir el protocolo para la transferencia de recursos hídricos del Júcar al Vinalopó, aprobado por el Gobierno de España, encabezado por Mariano Rajoy. Así se ha manifestado Mónica Oltra en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell.

Mónica Oltra ha asegurado que el Consell del PSPV-PSOE y la coalició Compromís “no va entrar en una guerra del agua“. Para la vicepresidenta, se hace necesario un consenso en materia hídrica en el que las comunidades autónomas respeten en sus políticas la directiva marco de la Unión Europea sobre la cuestión del agua, así como recuerden una “secuencia muy simple”: el agua es agua de boca, regantes y después otros sectores económicos, una secuencia que el Gobierno central se salta”.

La también portavoz del Ejecutivo valenciano, Mónica Oltra, ha asegurado que defenderán los intereses de los valencianos en este tema desde los criterios de “sostenibilidad ambiental” y “armonía”, para evitar futuras situaciones de sequía y asegurar el abastecimiento de futuras generaciones. “Sostenibilidad, consenso y diálogo”, ha expresado Mónica Oltra, que ha mostrado su esperanza en que otras comunidades “también lo entiendan así”.

Mónica Oltra se ha pronunciado al respecto diciendo: “No vamos a entrar en una guerra del agua, vamos a entrar en un diálogo del agua. Vamos a defender, obviamente, a los valencianos en esta exposición de sostenibilidad, armonía con el medio y actividad humana digna”.

 

Castilla-La Mancha entiende el transvase Júcar-Vinalopó como una medida electoralista de Mariano Rajoy

Las palabras de Mónica Oltra suceden tras las declaraciones de la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, que considera que la intención del Gobierno central de trasvasar agua desde el Júcar al Vinalopó es “ilegal” y ha anunciado la intención del Gobierno regional de iniciar acciones judiciales contra este medida. La exposición de la consejera del gobierno manchego supuso una reacción contra la intención del Ministerio de Agricultura, Isabel García Tejerína, de aprobar un protocolo para trasvasar 80 hectómetros cúbicos, 50 para regadío y 30 para consumo humano.

De la Cruz aseguró que “tras haber secado el Tajo”, ahora, el Gobierno de la Nación quiere “secar también el río Júcar”. Para la consejera, “lo único que pretende es ganar votos en el Levante”.