Mujeres en política: ni 50%, ni cuota de poder

Con motivo del Día Internacional de las Mujeres, que se conmemora el 8 de marzo, VLC News analiza la presencia y el peso relativo de las mujeres en la política autonómica valenciana. No, no hay ninguna sorpresa: aún están muy lejos de representar la mitad del poder en las instituciones y en los partidos de la Comunidad Valenciana. Aunque la cosa va por barrios.

En las Corts Valencianes, lugar donde reside la soberanía popular, la presencia de mujeres aprueba por la mínima con la Ley de Igualdad. 41 diputadas en un hemiciclo de 99 sillones, poco más del 40%, que es el mínimo que la norma establece para la representatividad pública de los partidos en las instituciones.

Pero en la Mesa de Les Corts, órgano de gobierno de la Cámara valenciana, la proporción dista mucho de cumplir los porcentajes. Sólo una mujer, la socialista Carmen Martínez (secretaria segunda de la Mesa), comparte esta responsabilidad frente a cuatro hombres.

Tampoco se mantiene el porcentaje que marca la ley en la composición del Consell. Sin contar al presidente, Alberto Fabra, el Gobierno valenciano se compone de ocho consellers, entre los cuales hay tres mujeres. María José Catalá al frente de Educación, Isabel Bonig en Infraestructuras y Asunción Sánchez Zaplana como responsable de Bienestar Social, representan al 50% de la población en el Ejecutivo autonómico.

Por partidos, el reparto también es bastante desigual. La dirección del PP de la Comunidad Valenciana, formada por 14 miembros entre la primera y segunda fila orgánica, sólo incluye a tres mujeres. La consellera Catalá, presidenta del Comité Electoral; Lola Johnson, coordinadora de las Comisiones de Estudio, y Marisol Linares, vicesecretaria de Organización de los populares valencianos.

Tres, el mismo número de féminas que integran la ejecutiva del PSPV, aunque ésta es más reducida y se compone de nueve responsables. María Teresa Sempere, Rosa Peris y Ana Barceló asumen la presidencia, la secretaría de Igualdad y la vicesecretaría de Política Autonómica en el principal partido de la oposición.

Conforme nos acercamos a partidos más pequeños, parece que también el trabajo orgánico se reparte más. En la coalición Compromís, compleja por su composición derivada de tres partidos políticos que mantienen estructuras independientes, cuatro mujeres asumen responsabilidades en la ejecutiva de 10 miembros. Águeda Micó en el área de Organización, María José Ortega en Sectorial, y Mireia Mollà junto a Teresa García en el área Institucional.

Por último, Esquerra Unida es la formación que más cumple con la proporcionalidad de género en los órganos de dirección. Para empezar, la Coordinación la ostenta una mujer, Marga Sanz, que también es la portavoz del grupo en Les Corts. Junto a ella, otras tres mujeres asumen responsabilidades en el ámbito interno: María Ángeles Lorente como coordinadora ejecutiva, Julia Sánchez de adjunta a la Organización, y Herminia Montins como responsable de la extensión de la organización a las comarcas del norte, suponen más del 40% de una ejecutiva compuesta por nueve personas en total.

Aunque mandato tras mandato se nota un avance en la presencia de las mujeres en el poder político en la Comunidad Valenciana, por lo que se ve los partidos aún tienen pasos que dar. Claro que, a la invitación a la participación de la mitad de la población, también debería seguir un paso firme dado por ellas que demuestre que, por fin, la igualdad plena es una realidad.