Padres y asociaciones católicas califican de “proyecto ideológico” el nuevo modelo de admisión de alumnado

religiónAsociaciones y padres católicos en contra de los cambios de Conselleria

Padres y asociaciones católicas califican de “proyecto ideológico” el nuevo modelo de admisión de alumnado. La Conselleria de Educación llevará a la Mesa Sectorial un nuevo decreto de admisión de alumnos, cuyo principal cambio es que volverá a primar la proximidad al centro escolar y no puntos que daban los colegios por circunstancias específicas o ser antiguo alumno. Por su parte, representantes de escuelas y asociaciones de padres de colegios católicos valencianos consideran que eso supondrá un claro “retroceso” además de tratarse de un proyecto con un claro carácter ideológico.

De esta forma, la presidenta de Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana (ESCACV), Vicenta Rodríguez, ha defendido, en declaraciones a Europa Press, que durante estos años la opción de las familias a elegir ha funcionado bien, por lo que no entiende este cambio. Tampoco comprende que se eliminen los puntos que hasta ahora podía conceder cada centro, ya fueran públicos o concertados, y ha añadido que “si se piensa que esto favorecía a la concertada, es un error“. Rodríguez también ha querido defender que los colegios sostenidos con fondos públicos puedan pedir pagos ya que tanto en la LOE como en la LOMCE la enseñanza es “gratuita”. Sin embargo, ha reconocido que los padres hacen aportaciones a estos colegios para mejorar las instalaciones y actividades escolares. La presidenta de ESCACV tampoco ve bien que se reparta el alumnado con necesidades entre la red pública y concertada. Para la presidenta esto supondrá una falta de dignidad ya que “los alumnos no son la bollería de la mañana ni objetos de equilibrar balanzas”.

Por otra parte, desde la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (FCAPA), Vicente Morro, también ha criticado los cambios que prepara Conselleria. Morro considera que es “un proyecto exclusivamente  ideológico que no responde a ninguna justificación pedagógica o académica sino a un compromiso político que cumple el tripartito”. Morro ha sido especialmente crítico en sus declaraciones ya que considera que “se pretende combatir a la concertada como sea”. Asimismo, también se ha referido al tema de la reorganización del alumnado con necesidades especiales ya que en su opinión, hacerlo sin distribuir los recursos sería una gran injusticia. En definitiva, la federación cree que este borrador es “un paso atrás que no mira por el bien de los alumnos y que impone una norma que quiere perjudicar a la concertada”. “