Pedro Sánchez y Ximo Puig difieren en si Compromís debe o no tener grupo propio

La opinión de Ximo Puig difiere de la de Pedro SánchezXimo Puig, President de la Generalitat Valenciana, durante el acto de presentación del Plan de Fomento de la Lectura

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha rechazado este martes que Podemos pueda formar cuatro grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados porque, ha dicho, esta Cámara debe abordar asuntos de índole nacional y corresponde al Senado dirimir los asuntos de carácter territorial.

Así lo ha asegurado el líder de los socialistas durante su intervención ante los parlamentarios socialistas, reunidos por primera vez en el Congreso después de las elecciones del pasado 20 de diciembre.

Sánchez ha recordado que en el año 1982 el PSOE ya renunció a tener tres grupos parlamentarios y finalmente agrupó en uno solo a los socialistas vascos y a los catalanes. Ahora, y dejando claro que defiende la “pluralidad” y la “diversidad” de España, ha pedido al conjunto de las fuerzas políticas que no desvirtúen la naturaleza del Congreso, que no es territorial, sino “de índole nacional”.

Así, y aunque Sánchez ha insistido en que el PSOE está dispuesto a negociar y acordar y ha reiterado que su voluntad de tender la mano “a izquierda y a derecha es máxima”, ha subrayado que los socialistas quieren que el Congreso sea “eficaz, eficiente y útil” y que, de esta manera, se centre en dirimir cuestiones de política nacional, dejando lo territorial para un Senado que pretenden reformar.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ya apuntó este lunes que veía “muy complicado” apoyar esta aspiración del partido de Pablo Iglesias, que quiere disponer de cuatro grupos, correspondientes a las candidaturas con las que se presentó a las elecciones generales: Podemos, Compromís-Podemos en la Comunidad Valenciana, En Marea en Galicia y En Común Podem en Cataluña. Sin embargo, este martes Sánchez ha sido más claro en su rechazo.

 

Puig entiende y cree que Compromís tiene “legitimidad” para plantear grupo propio 

El presidente de la Generalitat Valenciana y líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig, ha reiterado que “entiende” y cree que Compromís –su socio en el gobierno autonómico– tiene “legitimidad” para plantear grupo propio en el Congreso aunque en este momento “ya se sabía que el reglamento lo imposibilitaba”. Asimismo, Puig ha considerado que, “en el espacio que se abre ahora, hay que ver cómo se hace posible el mayor nivel de cohesión, diálogo y convivencia”.

El jefe del Consell, Ximo Puig, ha realizado estas manifestaciones antes de presentar el Plan de Fomento del Libro y la Lectura a preguntas de los medios sobre si está de acuerdo con las declaraciones del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en las que rechaza que Podemos pueda formar cuatro grupos parlamentarios mediante las formaciones con las que concurrió a las elecciones en diversas autonomías.

Al respecto, Puig -que estaba acompañado en el acto, precisamente, por su conseller de Educación, Cultura, Vicent Marzà, de Compromís- ha manifestado: “He dicho que entiendo la posición de Compromís y creo que tiene legitimidad para plantearlo. Yo no sé si puede haber algún cambio reglamentario, en este momento el reglamento ya se sabía que lo imposibilitaba pero los reglamentos y los procesos democráticos tienen siempre la discusión previa y la toma de decisión”.

En este punto, Puig ha recalcado que él, “desde luego”, no es quién ni tiene “capacitación directa para influir en esta cuestión”. “Creo que en el espacio que se abre ahora hay que ver cómo se hace posible el mayor nivel de cohesión, de diálogo y de convivencia”.

Cuando se le ha planteado si, personalmente, le gustaría que Compromís formara este grupo, Puig ha contestado: “Yo ya he dicho todo lo que tenía que decir”.

Por otra parte, el ‘president’ Puig ha sido interrogado por la fecha en la que prevé reunirse con los diputados valencianos en el Congreso. Al respecto, ha recordado que mañana será la toma de posesión de todos los diputados y senadores “y, a partir de ese momento, vamos a plantearlo a través de los distintos grupos parlamentarios para que se encuentre una fecha razonable”. “A mí me gustaría que fuera la próxima semana, si es posible”, ha aseverado Puig.