Pocos milagros con la alcaldesa Milagrosa

A falta de ver qué pasa con Francisco Camps tras su imputación por la F-1, la línea roja de Fabra ha sido aplicada en Les Corts, su objetivo originario, e incluso en el caso de la poliimputada alcaldesa de Alicante. Pero Novelda es, de momento, otra cosa. Su alcaldesa, Milagrosa Martínez, no acata las recomendaciones de dimitir como primera edil que le llegan desde las direcciones autonómica, provincial y local de su partido.

Martínez tiene previsto seguir ocupado el sillón de alcaldesa aun cuando es inminente su procesamiento por cuatro delitos en la contratación del stand de la Comunidad Valenciana para Fitur cuando ella fue consellera de Turismo.

Tanto José Císcar como Isabel Bonig le han dejado claro, en todo caso, que ni va a volver a ser candidata, ni podrá seguir siendo alcaldesa si acaba sentada en un banquillo. Esa es, en este caso, la línea roja de Fabra, que ya se le aplicó por primera vez cuando hubo de dejar el escaño del que disfrutaba en Les Corts, de las que también fue presidenta.

El caso trae cola, porque aunque esté apercibida por la dirección autonómica —así lo confirmó la coordinadora general Isabel Bonig—, por su presidente provincial José Ciscar y por su líder local, Rafael Sáez, Martínez ha sido capaz de plantar cara incluso a la oposición del ayuntamiento de Novelda. Ha conseguido que su grupo vete dos mociones de de reprobación contra ella para disgusto de la oposición, se niega a dar explicaciones a la dirección del PPCV, e incluso mantiene una placa de agradecimiento al ex conseller Rafael Blasco —condenado en el caso Cooperación— instalada en una de las calles de Novelda.

La alcaldesa, aupada al primer plano político valenciano en tiempos de Francisco Camps, ha salido respondona, y mucho, al propio Fabra. Tanto que se muestra dispuesta a permanecer en su puesto de alcaldesa hasta que salga una sentencia. “Respeto la opinión de dichos cargos pero, como he reiterado en diversas ocasiones a través del pleno, vuelvo a repetir lo mismo: No pienso dimitir como alcaldesa porque me considero inocente”. Así de contundente.

ELPPCV QUIERE LLEGAR A UN ACUERDO

La coordinadora general del PPCV, Isabel Bonig, ha explicado este miércoles que el partido va a “intentar que se llegue a un acuerdo” sobre la situación de Milagrosa Martínez, a mes y medio de que comience su juicio por la pieza de Fitur del ‘caso Gürtel’, y ha recalcado que “es incompatible sentarse en el banquillo y ocupar un cargo público”.

Bonig ha subrayado que la postura del Partido Popular está “muy clara” y “es de sobras conocidas por todo el mundo” y consiste en “intentar que se llegue a un acuerdo y que, efectivamente, esa situación o situaciones más drásticas no lleguen a producirse”.