Podemos tiende la mano “para girar 180 grados”

El secretario político y número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ha asegurado este miércoles que este partido tiene “la mano tendida” para hablar con otras formaciones políticas en la Comunitat Valenciana, de cara a las elecciones autonómicas del 24 de mayo, pero siempre que sea “para girar 180 grados”.

Así lo ha indicado en Valencia, tras preguntas de los medios de comunicación, antes de mantener una reunión de trabajo con el equipo de campaña autonómico de Podemos y otro encuentro con simpatizantes de los círculos en la ciudad de Valencia, con la que han dado “el pistoletazo de salida” a la compaña electoral en la Comunitat.

El número dos de Podemos ha indicado que esta formación política está “dispuesta a entenderse con cualquier, venga de donde venga”. Sin embargo, ha advertido de que “si es para apoyar o intentar matizar lo que ya existe o creyendo que con una suerte de cambio cosmético se puede solucionar el problema de desigualdad, de estancamiento, de endeudamiento o de corrupción en la Comunitat Valenciana, para eso no vamos a estar de acuerdo”.

En cualquier caso, ha señalado: “Tenemos la mano tendida para entendernos con todo el mundo”. “Hace falta cambio en Valencia, va a ser el 24 de mayo y, para eso, nos vamos a entender con cualquier persona”, ha resaltado. No obstante, ha dicho que “no se puede estar a la vez del lado de la ciudadanía y del lado de la minoría privilegiada que ha secuestrado las instituciones”.

Errejón también ha indicado que la pregunta de con qué partidos estarían dispuestos a hablar se debería formular a otras formaciones políticas, ya que se ha mostrado convencido de que Podemos “va a ser la fuerza decisiva que pueda protagonizar el cambio”.

Íñigo Errejón ha subrayado que “va a ser posible conquistar el cambio político en muchas comunidades, pero en particular en la Comunitat”. A su juicio, “Madrid y la Comunitat Valenciana son dos de las comunidades que han sido durante mucho tiempo el peor ejemplo de un modelo fallido de país y ahora pueden ser ejemplos de la posibilidad de recuperar la democracia y las instituciones por parte de los ciudadanos”.

En el caso de la Comunitat, ha denunciado que atraviesa una situación “sangrante” caracterizada por “despilfarro, mala gestión, desprecio por los ciudadanos, corrupción y ausencia de transparencia”, así como “de maltrato al conjunto de la ciudadanía y, en particular, a los trabajadores públicos”. Al respecto, ha añadido que “en un contexto así hay claramente una mayoría que quiere cambio político en la Comunitat”, y ha dicho que las elecciones del 24 de mayo serán “decisivas y cruciales”.

Por su parte, el candidato de Podemos a las Corts, Antonio Montiel, ha explicado que no tienen encestas propias y que se basan “en la encuesta de la calle”. Al respecto, ha dicho que exista “una tenencia generalizada de ilusión, del fin del bipartidismo y de un cambio ilusionante”.