PP ve alucinante que Puig y López Aguilar vayan a Castor

Ximo PuigXimo Puig, President de la Generalitat Valenciana

El vicesecretario del Partido Popular de la provincia de Castellón responsable de la zona Norte, Andrés Martínez, ha asegurado este martes que es “alucinante” que el secretario general del PSPV, Ximo Puig, y el eurodiputado Juan Fernando López Aguilar, “tengan la desvergüenza de venir a Vinaròs a ver su obra: el Castor”.

Al respecto, ha recordado que “el Consejo de Ministros socialista, presidido por Rodríguez Zapatero y Rubalcaba, aprobó la concesión de explotación para el almacenamiento subterráneo Castor el 16 de mayo de 2008, el 11 de noviembre de 2009 el Ministerio de Medio Ambiente de la socialista Elena Espinosa publicó la resolución de la Declaración de Impacto Ambiental favorable y esta misma ministra concedió en abril de 2010 la Ocupación de Dominio Público Marítimo Terrestre para las instalaciones marítimas”.

“En junio de 2010 el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio del también ministro socialista Miguel Sebastián publicaba la Autorización Administrativa y el Reconocimiento de Utilidad Pública del almacén subterráneo”, ha señalado Martínez, por lo que le parece “alucinante que Ximo Puig y Juan Fernando López Aguilar tengan la desvergüenza de Venir a Vinaròs a ver los desastrosos efectos de su obra: el Castor”.

Así se ha manifestado Andrés Martínez ante la visita de esta mañana de los dirigentes socialistas a la comarca “que ha sufrido más de 500 terremotos por culpa de un proyecto que hicieron los socialistas ad hoc y que el secretario general de los socialistas valencianos elogió reiteradamente e, incluso, afeó al PP por retrasar la apertura de lo que él consideraba una obra vital y que es todo lo contrario”.

“Lo que puso en marcha un gobierno socialista ha tenido que pararse para garantizar la seguridad de los vecinos por un gobierno del PP”, ha indicado el ‘popular’. Según Martínez, “el entonces ministro de Justicia fue cómplice y, además, lo que me resulta más grave es que Puig haya tenido la arrogancia de hacerse acompañar por Juan Fernando López Aguilar, que fue uno de los cómplices de esta actuación, ya que era ministro de Justicia cuando el Gobierno socialista hizo las primeras aprobaciones en Consejo de Ministros”.