PSPV abre la vía judicial para anular el arreglo escolar

El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig, ha anunciado este jueves que el PSPV ha abierto la vía judicial para presentar un recurso contencioso-administrativo encaminado a anular el arreglo escolar de la Conselleria de Educación, según ha informado esta formación en un comunicado.

Calabuig, que ha recordado que el arreglo escolar de la Conselleria de Educación reduce 21 líneas de infantil en la ciudad de Valencia, ha comentado que tanto el Consejo Escolar de la Ciudad, como la Comisión de Cultura del Ayuntamiento acordaron “por unanimidad rechazar esta medida”. No obstante, ha lamentado que la alcaldesa, Rita Barberá, “no se ha puesto del lado de las familias y de los menores que ven amenazado su derecho a la educación pública de calidad”.

“No vamos a tolerar que el arreglo escolar suponga un ataque tan grave. Anunciamos que utilizaríamos todas las vías políticas frente a la pasividad de Barberá y su equipo y así lo hemos hecho para defender los intereses de Valencia”, ha argumentado Joan Calabuig en esta línea. Asimismo, ha considerado que “la negativa del PP a secundar esta medida es una expresión más del agotamiento de Barberá, que es incapaz de reivindicar los intereses de Valencia ante la Generalitat”.

 

PLAN INCLUSIÓN

Por otro lado, Calabuig ha anunciado que el PSPV votará en contra del Plan de Inclusión de la ciudad aunque “pueda parecer paradójico que los socialistas nos opongamos a un plan con este nombre”. Ha justificado esta posición porque, según ha dicho, “no aporta nada nuevo, ni recursos, ni toma nuevas medidas, ni se adapta a la nueva realidad de la ciudad”.

“Es un plan fosilizado y anclado en el pasado, ajeno a la realidad social y que no puede contar con nuestro apoyo”, ha expuesto. A este respecto, ha comentado que se trata de un plan que es “reflejo del modelo conservador asistencial, caritativo y benéfico” frente al que ha abogado por “acompañar a los ciudadanos, darles garantías, prestaciones y derechos”.

“No hay nada nuevo en el plan, ninguna medida nueva que adapte a la nueva realidad de nuestra sociedad con un cuarto de la población en el límite de la pobreza, cerca de 100.000 parados o escolares con problemas para costear el comedor escolar”, ha manifestado el portavoz.

Respecto a la pobreza infantil ha recordado que el grupo socialista planteó que se mantuvieran abiertos los centros escolares en verano para que los menores no tuvieran que ir a centros de caridad, que se dieran facilidades para que pudieran continuar haciendo actividades deportivas y de ocio de manera gratuita en los centros públicos para que no se vieran marginados o que pudieran acceder al transporte públicos gratuito los menores en riesgo de exclusión. Sin embargo, ha asegurado que de todo lo que afecta a “la nueva realidad de esta ciudad golpeada por la pobreza no hay nada”.

Joan Calabuig ha indicado que “la mayor expresión de que este plan no tiene ninguna consistencia y que es una maniobra propagandística es que no tiene ni un euro más para desarrollar medidas de inclusión social”. Por tanto, ha lamentado que al grupo socialista no le queda “otra opción que rechazar esta propuesta”.

Por otro lado, se ha referido a la encuesta presentada este jueves por el PSPV y ha manifestado que confirma “la pulsión de cambio liderada por los socialistas” y que se deduce que los “buenos resultados en la provincia de Valencia no se entienden sin el tirón del partido en la ciudad”. “Nos parece un indicio sólido y positivo”, ha remarcado, además de indicar que la encuesta “confirma la existencia de una corriente social de cambio en Valencia y en la Comunitat que nos señala como el partido que debe liderar este proceso”.

“CAPACIDAD DE DIÁLOGO”

Asimismo, se ha referido a las críticas de este miércoles de la alcaldesa respecto a la posición del PSOE en el “furgón de cola de los violentos” y ha asegurado que le “produce sonrisa” esta afirmación. “Nuestra capacidad de diálogo en lugares de la ciudad donde hay conflicto como es el caso del Cabanyal ha demostrado que tenemos mucha más capacidad de consenso y entendimiento con un abanico mucho más amplio de ciudadanos del que tiene ella”, ha aseverado.

Calabuig ha aconsejado a la primera edil “no mirar la paja en el ojo ajeno, sino la viga en el propio” y ha recordado que “su problema” es que a lo largo de los últimos años “ha ido derivando hacia posiciones más conservadoras y aisladas de la realidad”. Ha señalado que su “incapacidad de dialogar hizo perder muchos millones de euros a Valencia, por ejemplo, en el contrato programa para el transporte o para rehabilitar el San Pío V”.

Igualmente, el portavoz ha explicado que el encuentro metropolitano que organizaron los socialistas quedó en evidencia que “su incapacidad de diálogo ha cerrado las puertas de la muralla de la ciudad” y que “es incapaz de dialogar con los municipios del entorno metropolitano para coordinar políticas de transporte, planificación urbanística o medioambiental”.

El responsable socialista ha aseverado que el PSPV es “una fuerza política centrada en la capacidad de dialogar con más sectores sociales”. “Somos más prudentes y constructivos, como demuestra que en los plenos apostamos por los acuerdos en asuntos estratégicos frente a un PP que toma las decisiones de manera unilateral como en la normativa sobre el uso del espacio público”, ha dicho.