Puig apuesta por mantener a Orengo en sus cargos

Ximo PuigXimo Puig, President de la Generalitat Valenciana

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha defendido que la imputación del exalcalde de Gandia y portavoz socialista en la Diputación de Valencia, José Manuel Orengo, por la supuesta realización de operaciones crediticias sin la correspondiente autorización preceptiva de la Conselleria de Hacienda, “nada tiene que ver con la corrupción”. Así pues, ha descartado que se le vaya a apartar de sus responsabilidades en el partido. “No ha lugar”, ha afirmado.

Puig, en declaraciones a los medios antes de reunirse con la Asociación de Síndrome de Down, ha declarado que se trata de un “caso administrativo”. En este sentido, ha señalado la necesidad de “determinar lo que es corrupción y lo que no lo es y, en este caso, es un asunto de funcionamiento de la administración en el que había un informe favorable y otro que no”, ha explicado.

El dirigente socialista ha remarcado que este caso “no tiene nada que ver con los casos de corrupción del PP, que quiere igualar cosas que no son iguales”. “Quieren contaminarlo todo”, ha lamentado.

Puig, a preguntas de los medios, ha asegurado que, en caso de que la situación de Orengo estuviera relacionada con la corrupción “dejaría cualquier responsabilidad”. Pero, “no es el caso”, ha remarcado el secretario general del PSPV, que ha apuntado que, por el contrario, si el vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, imputado en el ‘caso Nóos’, perteneciera al PSPV, sí le suspenderían de sus responsabilidades.

“Seamos rigurosos. Yo soy el primero que si hubiera un caso de corrupción política en mi partido, lo voy a denunciar sea quien sea, pero no se puede manchar gratuitamente a las personas”, ha subrayado.

Por otro lado, el dirigente socialista ha señalado que Orengo, y el equipo de Gobierno de Gandia, “tenían la presión de pagar a proveedores” y “decidieron lo que pensaban que era mejor” para la ciudad. En el ejercicio institucional, ha continuado, “hay veces que se pueden cometer errores” pero “estamos hablando de una actuación de defensa del interés general de Gandia en un momento en el que la Generalitat, con toda la manifiesta irresponsabilidad, no aprobó un plan para unos créditos para el funcionamiento de la administración”.

Del mismo modo, Ximo Puig ha argumentado que “imputaciones administrativas como la de Orengo, en estos momentos hay bastantes en la Comunitat”.