Puig apuesta por una red de cooperación para abordar y prevenir crisis humanitarias en el Mediterráneo

El President de la Generalitat, Ximo PuigEl President de la Generalitat, Ximo Puig

El Presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha subrayado la necesidad de fortalecer una red de cooperación entre organizaciones internacionales, universidades, organizaciones no gubernamentales, asociaciones y gobiernos regionales y locales. El objetivo: “prevenir y abordar crisis humanitarias, desastres ecológicos, problemas de desarrollo económico y tantas otras circunstancias que tienen un fuerte impacto en la estabilidad y la seguridad de la región mediterránea”.

Así se ha expresado en la apertura de la I Conferencia Internacioal sobre Diplomacia Preventiva en el Mediterráneo, acto al que también han asistdo el conseller de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación, Manuel Alcaraz, y el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo.

En su intervención, el President ha destacado la convicción del Gobierno de la Generalitat de que la colaboración es el eje principal de sus políticas mediterráneas, y ha reconocido que, aunque son los Estados los que deben asumir un papel protagonista en la resolución de los conflictos que afectan al Mediterráneo, resulta imprescindible la implicación de los gobiernos regionales y locales.  “Todos ellos forman parte de esa red de ‘grupos de amigos’ que, junto con los representantes diplomáticos institucionales, construyen día a día la cultura de la prevención que promueve Naciones Unidas”, ha explicado Ximo Puig.  El jefe del Consell también ha recordado el trabajo que realiza el Gobierno valenciano para que el Mediterráneo sea “un marco geopolítico estable y próspero”.

En este sentido, ha destacado algunas de las actividades que la Generalitat está llevando a cabo en colaboración con ONG, empresas y universidades, como proyectos para apoyar a los jóvenes emprendedores en Marruecos, para mejorar el acceso al trabajo de las mujeres palestinas, para fomentar el autoempleo de las mujeres jordanas con bajos recursos y para aliviar la dramática situación que sufren los refugiados sirios”.  “Deseamos ser un actor que contribuya positiva y activamente a la paz y el progreso, porque entendemos el Mediterráneo como un camino propicio al encuentro, a la hospitalidad gy a la cooperación más fraternal”, ha asegurado Puig.