Puig considera ridículo que se cuestione la subvención a Carns de Morella

Ximo Puig. Generalitat ValencianaXimo Puig en un acto previo al 9 de Octubre

Puig considera ridículo que se cuestione la subvención a Carns de Morella. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, se ha referido al tema en torno a Carns de Morella y ha calificado de ridículas todas las acusaciones que, a su juicio, solo buscan generar una “falsa polémica”. Sin embargo, sí que se ha mostrado crítico con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien ha pedido que explique “por qué aún el PP no ha pagado a Feria Valencia” la factura por el Congreso Nacional del partido en 2008. “Éste sí es un tema de corrupción inadmisible para las arcas públicas de la Comunitat”, ha añadido. Pero no solo el PP ha pedido explicaciones, Podemos también quiere que se explique esa subvención de 140.000 al a Carns de Morella, que además cuenta con Artemi Rallo, del PSOE, entre sus accionistas.

Así de tajante se ha mostrado Puig al ser preguntado, en la rueda de prensa en la que ha mostrado también las bases de la propuesta valenciana para un nuevo sistema de financiación. En cuanto a las ayudas a Carns de Morella que se encuentran presupuestos de 2016, ha afirmado desconocer “ni cuándo se hizo la ampliación de capital, porque hacía mucho tiempo que había dejado de ser alcalde de Morella, que es como yo estaba en esa empresa, como presidente de una empresa que era del Ayuntamiento”. El presidente considera que “este es un tema sinceramente ridículo y planteado en términos ridículos”. Sin embargo, ha reconocido que el secretario autonómico de Agricultura comparecerá esta tarde en las Cortes, donde hablará de esta cuestión y “dará cumplida información”.

Ximo Puig ha asegurado ante los medios que “no tendrá ningún problema en hablar de esta cuestión” aunque considera “bastante ridículo que se intente hacer un caso de una cosa que no tiene ningún interés”. El presidente ha reconocido que estuvo “hace mucho tiempo cuando era alcalde de Morella en esas condiciones” en la empresa. Además, ha recordado que el matadero “se hizo, como todas las iniciativas de desarrollo rural en los últimos 20 años, en contra del Gobierno valenciano que no hizo mucho caso de una necesidad de todo el sector ganadero y del desarrollo de esa comarca”.