Puig: “Me entristece la situación de Pujalte y Trillo”

Ximo Puig, secretario general del PSPV y candidato a la Presidencia de la Generalitat, ha afirmado al respecto de la información que apunta a que el exministro y actual embajador en Londres, Federico Trillo, y el portavoz de Economía del PP en el Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, recibieron pagos de una constructora de obra pública por asesoría que le produce “tristeza” ver que dos personas “que fueron diputados ligados a la Comunitat Valenciana también aparecen en una situación absolutamente lamentable”.

El dirigente socialista, que también responsable de Regeneración Democrática en el PSOE, ha realizado estas declaraciones en rueda de prensa tras mantener una reunión en Castellón con el presidente de la Asociación de la Transparencia, Juan Carlos Galindo.

En este sentido, ha lamentado haber oído a Martínez Pujalte “decir que asesoraba oralmente y que no es necesario que haya papeles” y ha añadido que cobraba más de 70.000 euros “por esas gestiones verbales mientras era diputado en el Congreso y estaba teóricamente ejerciendo la defensa del interés general”.

“Es evidente que no tiene ningún tipo de compromiso ético este señor pero, además, me parece lamentable que eso se pueda hacer siendo diputado, por lo que creo que hay que asumir ya una reforma clara en el Congreso de los Diputados para que no se pueda continuar con esta deriva”, ha señalado Puig.

Además, ha denunciado que “si un señor es diputado, tiene que ejercer la defensa del interés general y, si no está en disposición de hacerlo, pues no puede serlo porque que el señor Trillo haya cobrado 300.000 euros y el señor Martínez Pujalte más de 70.000 euros por ese asesoramiento oral mientras estaban desempeñando la labor de diputados, lo que hace es denigrar la propia democracia y, antes de eso, hay que apartar a los que la denigran”.

“EL CASO PP”

Puig considera que “no es el caso Trillo, ni el caso Martínez-Pujalte, ni el caso Fabra, ni el caso Emarsa, ni el caso Brugal, ni el caso Noos, ni el caso Gürtel, es el caso PP porque ha habido una cultura de la corrupción aninando en el seno del PP, y curiosamente ahora se trata de dos personas también relacionadas con la Comunitat Valenciana”. “Es fundamental pasar página y situar la transparencia como el gran antídoto contra la corrupción”, ha añadido.

“MUCHÍSIMA VERGÜENZA”

De otro lado, el presidente de la Asociación de Transparencia, Juan Carlos Galindo, ha asegurado que estos casos le dan “muchísima vergüenza” y, al respecto, ha señalado que el ‘caso Rato’ le produce “cierto asco” porque “hay que decir que este señor sería ministro milagro para tener un entramado societario que no tiene nada que envidiar a los esquemas de blanqueo de capitales que utilizan los delincuentes”.