Puig no logra un compromiso firme de Rajoy sobre financiación

Puig solicita una entrevista urgente con Rajoy para acabar con el "maltrato" en inversiones de los Presupuestos Generales del Estado a la Comunitat ValencianaPuig solicita una entrevista urgente con Rajoy para acabar con el "maltrato" en inversiones de los Presupuestos Generales del Estado a la Comunitat Valenciana

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, no logra un compromiso firme de Rajoy sobre financiación autonómica. Tras el encuentro mantenido ayer, en Moncloa, entre ambos dirigentes, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sólo se comprometió con el presidente de la Generalitat a enviar a la Comunitat, “en el menor plazo posible”, los cerca de 1.400 millones del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) que están pendientes de llegar. Al mismo tiempo que afirmó que estudiará reformar el modelo de financiación autonómica.

La reunión que se prolongó durante más de una hora y de la que Puig señaló que había salido “moderadamente satisfecho” acaparó toda la atención mediática en la rueda de prensa posterior. En ella, el jefe del Consell dijo claramente que “hasta que no se reforme el sistema de financiación autonómica, se ponga en marcha un fondo para igualar a las comunidades que reciben menos que la media estatal” seguirán las reivindicaciones.

Sobre los 1.300 millones contabilizados como ingresos en los presupuestos de la Generalitat para 2016, Puig indicó que no ha habido “un compromiso verbalizado”, pero indicó que es “más que evidente” que llegarán.

Del mismo modo, insistió, en su comparecencia, en que “se empiece a hablar ya de la compensación por la deuda histórica“. Considera que la Comunitat tiene una parte de deuda derivada de “despilfarro y fallos profundos en la gestión” por parte de sus anteriores gobiernos, “que tenemos que asumir los valencianos”, pero otra por la “infrafinanciación”.

Al respecto, advirtió, de nuevo, de que la Comunitat “es pobre y paga como rica” y en la última década ha sufrido “un desfase de más de 13.000 millones de euros” en relación a lo que le correspondería. En su opinión, “es una cuestión de justicia empezar a hablar ya” porque si no el autogobierno valenciano “está atado de pies y manos”.

En relación al nuevo sistema de financiación autonómica, Puig ha puesto encima de la mesa un modelo que “mira a los ciudadanos por encima de las instituciones” y propuso “hablar primero de las políticas y luego de quién gestiona las políticas”. Asimismo, hizo hincapié en que no busca crear una “guerra” entre las autonomías y subrayó que el nuevo modelo de financiación autonómica “no puede esperar”.

La esperada reunión se produjo finalmente después de que Puig haya remitido hasta tres cartas al presidente del Gobierno para pedirle una entrevista en la que hablar de la necesidad de reformar el modelo de financiación autonómica o de la propuesta de la Generalitat de crear un corredor humanitario para refugiados, entre otras cuestiones que afectan a la Comunitat Valenciana.