Ratas, demoliciones y luchas para despedir 2013

 

 

Las asocaciones de vecinos de la ciudad han optado por hacerse eco de reivindicaciones antiguas, recientes y futuras para despedir el año y animar a la ciudadanía a implicarse en el que entra. Así, tenemos ejemplos muy llamativos e interesantes en Benimàmet, Patraix, El Cabanyal, San Marcelino o Torrefiel, por ejemplo. 
Torrefiel recurre a su preocupación más candente: las ratas. Tal y como VLC News ha ido dando cuenta de ello, la detección de 17 puntos de proliferación de roedores en el barrio y la alerta de un foco de disentería sigue siendo el argumento recurrente. “No deis de comer a nuestras amigas indeseables, que engordan”, reza la felicitación de estas Navidades, con una rata disfrazada de Papá Noel. 
Precisamente recordamos que el Ayuntamiento afirmó estar muy pendiente de esta cuestión y que se trata de una problemática derivada de bajos privados y la falta de civismo, ya que los propietarios de los locales no desinfectan como deberían y los alimentadores incontrolados propician el crecimiento de la población de roedores. Así lo explicaron a este periódico. 
Por su parte, Benimàmet ha marcado como lucha para los próximos 12 meses posicionarse en contra del vial previsto por el diseño del Ayuntamiento para el nuevo jardín: “Por un parque sin carretera“, según su felicitación navideña. Así, los vecinos continuarán durante 2014 haciendo reuniones informativas por el barrio y recogiendo firmas, si fuera necesario como ya lo han hecho. 
Los residentes están en contra del vial que atravesaría la zona y, entre otras cuestiones, un grupo de palmeras protegidas quedaría aislado. Además, la principal cuestión que genera rechazo es que consideran “innecesario e inútil una carretera para que pasen vehículos por una zona ajardinada para personas“.
San Marcelino, en cambio, ha logrado la calzada que venía reclamando hace décadas y ya pueden conectar los vehículos con la calle San Vicente. Sine mbargo, todavía no han podido liberarse de una antigua nave en desuso que veían como parte del problema y tapón histórico de la zona. Insisten en que ya no solo la degradación del inmueble es peligrosa, sino que el amianto incrementa el riesgo. Él y la propia edificación son las protagonistas de la felicitación de este año. 
Patraix y El Cabanyal han celebrado dos actos con el factor común de la toma de la calle. Por un lado, la manifestación de vecinos disfrazados de Papá Noel, para la cual tuvieron que recurrir a Delegación de Gobierno ya que el Consistorio no dio permiso para la marcha. El motivo principal era clamar contra los recortes y pedir ayuda para los vecinos más desfavorecidos. 
‘El sopars’ del Cabanyal se convirtieron con la llegada del frío en ‘picaetas’ y la última del año, el día 22 de diciembre, estuvo repleta de mensajes de ‘lluita’, animación vecinal y discursos emocionados. Se erigen como los herederos del ya movimiento desaparecido Desayuno con Viandantes y prometen movilizaciones por el rediseño del plan para el barrio y el diálogo con la Administración. 

Ratas, demoliciones y luchas para despedir 2013

Las asocaciones de vecinos de la ciudad han optado por hacerse eco de reivindicaciones antiguas, recientes y futuras para despedir el año y animar a la ciudadanía a implicarse en el que entra. Así, tenemos ejemplos muy llamativos e interesantes en Benimàmet, Patraix, El Cabanyal, San Marcelino o Torrefiel, por ejemplo.
Torrefiel recurre a su preocupación más candente: las ratas. Tal y como VLC News ha ido dando cuenta de ello, la detección de
17 puntos de proliferación de roedores en el barrio y la alerta de un foco de disentería sigue siendo el argumento recurrente. “No deis de comer a nuestras amigas indeseables, que engordan”, reza la felicitación de estas Navidades, con una rata disfrazada de Papá Noel.
Precisamente recordamos que el
Ayuntamiento afirmó estar muy pendiente de esta cuestión y que se trata de una problemática derivada de bajos privados y la falta de civismo, ya que los propietarios de los locales no desinfectan como deberían y los alimentadores incontrolados propician el crecimiento de la población de roedores. Así lo explicaron a este periódico.
Por su parte, Benimàmet ha marcado como lucha para los próximos
12 meses posicionarse en contra del vial previsto por el diseño del Ayuntamiento para el nuevo jardín: “Por un parque sin carretera“, según su felicitación navideña. Así, los vecinos continuarán durante 2014 haciendo reuniones informativas por el barrio y recogiendo firmas, si fuera necesario como ya lo han hecho.
Los residentes están en contra del vial que atravesaría la zona y, entre otras cuestiones, un grupo de palmeras protegidas quedaría aislado. Además, la principal cuestión que genera rechazo es que consideran “innecesario e inútil una carretera para que pasen vehículos por una
zona ajardinada para personas“.
San Marcelino, en cambio, ha logrado la calzada que venía
reclamando hace décadas y ya pueden conectar los vehículos con la calle San Vicente. Sine mbargo, todavía no han podido liberarse de una antigua nave en desuso que veían como parte del problema y tapón histórico de la zona. Insisten en que ya no solo la degradación del inmueble es peligrosa, sino que el amianto incrementa el riesgo. Él y la propia edificación son las protagonistas de la felicitación de este año.
Patraix y El Cabanyal han celebrado dos actos con el factor común de la toma de la calle. Por un lado, la
manifestación de vecinos disfrazados de Papá Noel, para la cual tuvieron que recurrir a Delegación de Gobierno ya que el Consistorio no dio permiso para la marcha. El motivo principal era clamar contra los recortes y pedir ayuda para los vecinos más desfavorecidos.
‘El sopars’ del Cabanyal se convirtieron con la llegada del frío en ‘picaetas’ y la última del año, el día 22 de diciembre, estuvo repleta de mensajes de ‘lluita’, animación vecinal y discursos emocionados. Se erigen como los herederos del ya movimiento
desaparecido Desayuno con Viandantes y prometen movilizaciones por el rediseño del plan para el barrio y el diálogo con la Administración.