Romeral declara que redujo sueldos y gastos por indicación de la dirección de RTVV

La exdirectora de Radio 9, Nuria Romeral, ha asegurado ante el juez que durante su etapa como responsable de la radio pública valenciana su labor se centró en cuestiones técnicas y periodísticas y que se dedicó a reducir los gastos, a bajar sueldos a los directivos y a aumentar la audiencia siguiendo instrucciones de la dirección general de Radio Televisión Valenciana (RTVV), que en aquel momento ocupaba José López Jaraba, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la declaración.

Romeral ha acudido este miércoles al juzgado de Primera Instancia y Instrucción número 6 de Paterna (Valencia) para declarar en calidad de imputada por presuntas irregularidades en contratos de Radio Televisión Valenciana (RTVV). La que también fuera secretaria autonómica de Comunicación en el gobierno del expresidente de la Generalitat Francisco Camps ha comparecido ante el juez durante unos 20 minutos y únicamente ha respondido a preguntas de la jueza, el fiscal y de su abogado.

La exresponsable de Ràdio 9 ha llegado a la sede judicial sobre las 09.00 horas y, tanto a la entrada como a la salida, ha sido increpada por extrabajadores de RTVV al grito de ‘corruptos’ y ‘lladres’ (ladrones). Romeral ha podido acceder a la sede judicial por un pasillo habilitado hoy por la policía con vallas.

En su declaración ante la jueza, Romeral ha explicado que ejerció funciones de dirección como periodista en tareas relacionadas con contenidos programaciones y audiencias de la emisora en el año y seis meses que estuvo al frente –entre septiembre de 2011 a abril de 2013– con varios criterios de actuación encomendados desde la dirección general de la RTVV.

Ha detallado sobre la reducción de gastos que en su etapa al frente del medio se eliminaron teléfonos móviles, fijos, líneas RDSI y se produjo la unificación de retransmisiones de radio y televisión que hasta el momento solían hacerse por separado. También procedió a la devolución de un vehículo oficial asignado a la emisora. En la misma línea, ha sostenido que redujo tanto el equipo directivo como sus sueldos en un 15 por ciento de media.

Romeral también ha aludido a su labor para “mantener y aumentar” la audiencia de las dos frecuencias de radio y ha dicho que Ràdio 9 alcanzó una cifra histórica de oyentes en la última oleada de 2011 con 105.000 y SI radio apareció en 2012 por primera vez en el Estudio General de Medios (EGM).

EN CONTRA DEL CIERRE DE RTVV

Finalmente, ha aprovechado su declaración ante la instructora para expresar su desacuerdo con la decisión del cierre de RTVV, puesto que cumplía un servicio público importante, ha considerado.

Por su parte, el abogado de Compromís, que ejerce la acusación en esta causa, han comentado a Europa Press que Romeral se ha limitado a explicar que su función en Ràdio 9 era básicamente técnica y que no se encargaba de manejar el dinero, salvo en gastos de funcionamiento ordinario de la emisora, y, en este contexto, ha puesto como ejemplo cuestiones como pagar las facturas de “las pilas de las grabadoras de los periodistas o de botellas de agua a los tertulianos”. Asimismo, según el letrado, ha manifestado que conocía que la situación de la sociedad pública era mala por Jaraba.

Desde la representación de Compromís han considerado que las palabras de la exresponsable “no ha sorprendido a nadie, ya que en su posición de imputados tienen derecho a mentir”. “Era algo esperable”, ha aseverado un representante de la acusación, que, no obstante, ha recordado que, por u cargo, Romeral era administradora única.

Las declaraciones por esta causa arrancaron ayer martes, con las comparecencias de los exdirectivos de la sociedad Lluís Motes y Luis Redondo. También está citada como imputada el día 23 de julio la exdirectora de Televisión Valenciana (TVV) y exsecretaria autonómica de Comunicación del Consell, Lola Johnson y, al día siguiente, comparecerá el exdirector general de RTVV José López Jaraba.

Este procedimiento se originó a raíz de una denuncia interpuesta por Compromís en la que acusaba a la excúpula de RTVV de generar un presunto agujero de 1.300 millones en contratos con medios de comunicación y productoras. El ‘modus operandi’ era, según recoge la denuncia, contratar fuera de presupuesto productos y servicios cada año por importe de 80, 90 o 120 millones de euros, lo que generaba una “desviación” que se vio reflejada en los informes de la Sindicatura de Comptes.

En concreto, la denuncia abarca las actuaciones comprendidas desde el 2010 hasta la actualidad, para evitar que algunos delitos societarios hubieran podido prescribir. En ella, Compromís expone la “disposición dolosa de los recursos de que consta el ente público sin justa causa y en perjuicio de las arcas públicas” desde el ejercicio 2010, cuando la Sindicatura de Comptes ya apuntaba que TVV y RAV se encontraban en causa de disolución.

“SE INTENTA HACER PAGAR UN MALESTAR POLÍTICO Y LABORAL”

Por su parte, Enrique Lozano, abogado de otro de las personas imputadas en esta causa, el exdirector de Ràdio 9 Lluís Motes, ha lamentado que “se intenta hacer pagar un malestar politico y laboral sacándolo de contexto y metiéndolo en un juzgado de instrucción como si fueran unos delitos cometidos por cualquiera que haya tenido relación de dirección, sobre todo periodística, con el ente público”.

“Eso no es así, es un uso espurio de la acción penal, al que, desgraciadamente, nos estamos acostumbrando muchas veces y que, desde mi punto de vista, desprestigia otras declaraciones que sí que son legítimas”, ha aseverado el letrado.