Rus, sobre el déficit de la Comunitat: yo no he sido

El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, sacó pecho este martes después de darse a conocer el déficit de la Comunidad Valenciana, que se situó en 2013 en el 2,33%, siete décimas por encima del 1,6% marcado por el Ministerio. La corporación provincial es una de esas administraciones afortunadas que habitualmente cierran sus cuentas con superávit.

En esta línea, Rus felicitó este martes a los ayuntamientos por su “ejemplar” gestión durante 2013. “La administración local, los ayuntamientos, han aportado un superávit del 0,41% al balance contable anual. Han hecho los deberes, y los han hecho bien, demostrando que no son el problema del déficit de la administración”, señaló

El presidente de la Diputación de Valencia hizo extensiva la felicitación a su equipo gestor en la corporación provincial y le animó a seguir trabajando en esa misma línea. “Hemos cumplido a rajatabla con los requisitos exigidos por Europa y tenemos una diputación saneada, de triple A, gracias a la filosofía de tanto tengo, tanto gasto”, manifestó.

El criterio de la Diputación de Valencia marcado por el presidente de la corporación, que definió como “reducir, controlar y consolidar”, ha permitido “entrar en un círculo financiero y económico virtuoso cuyo objetivo es llegar a la deuda cero”, indicó. El “reto” está ahora, según Rus, en que todos los ayuntamientos entren en ese círculo “porque facilita la gestión administrativa y amplía la capacidad de actuación e inversión”.

En estos momentos y ante una situación “complicada”, Alfonso Rus aconsejó a los ayuntamientos “bajar impuestos y ayudar a las personas más desfavorecidas”. “En la Diputación de Valencia hemos pasado de grandes planes a planes de ahorro y hemos cumplido”, afirmó.

La mejora llegará, según el presidente Rus, vía nuevos planes de ayudas a ayuntamientos en el área de Bienestar Social, en dotación de equipamiento informático y en nuevos programas de ahorro energético para instalaciones municipales de interior y para calefacción de centros públicos.