Soler atribuye el déficit autorizado a los ‘pufos’ del PP

La Conselleria de Hacienda lamenta que el Ministerio no ha atendido la petición de un anticipo de 410 millones para pagar a proveedores y gasto socialLa Conselleria de Hacienda lamenta que el Ministerio no ha atendido la petición de un anticipo de 410 millones para pagar a proveedores y gasto social

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha respondido al ministro del ramo, Cristóbal Montoro, que “todo el déficit autorizado del 0,7% se fue en los pufos y errores del Consell del PP”. Soler se ha expresado en estos términos en un comunicado tras conocerse que la Comunitat Valenciana incumplió por 1,81% el objetivo de déficit público en el año 2015, al situarse en el 2,51% del PIB, y después de las declaraciones de Montoro en las que ha exigido a la Generalitat tanto de Cataluña como de la Comunitat Valenciana que sean “más rigurosas” en el gasto y ha criticado que los nuevos gobiernos están “todo el día anunciando gastos”

El conseller valenciano ha lamentado el “alarmante desconocimiento que ha mostrado el ministro, consciente o inconscientemente, sobre la situación de la Comunitat Valenciana” y, en concreto, ha subrayado que “solo los pufos y los gastos imprevistos como consecuencia de decisiones, medidas o errores del anterior Consell y que han tenido que ser aflorados o corregidos por la actual administración consumieron el límite de déficit que impuso el Ministerio de Hacienda para todo el ejercicio”, el 0,7% del PIB.

En concreto, ha asegurado que estas medidas no recurrentes con impacto en el déficit de 2015 han supuesto 708 millones, lo que representa el 0,7% del PIB valenciano. El conseller ha destacado que, si se descuenta ese 0,7% de impacto de las medidas extraordinarias no recurrentes asumidas el año pasado, el déficit de 2015 se quedaría en el 1,81%, una cifra “muy inferior a la registrada en 2014, el 2,49%, e incluso a la de 2013, que fue del 2,17%”.

A esto, ha añadido el titular de Hacienda que el anterior Ejecutivo “dejó hasta junio de 2015, coincidiendo con el semestre electoral del ejercicio pasado, un déficit del 1,38%, 1.391 millones de euros, con lo que ya se doblaba el límite anual para todo el año”. En esta línea, ha dicho que la anterior administración “había dispuesto el 80% del presupuesto para todo el año en esos primeros seis meses”.

Para Vicent Soler, las palabras del ministro representan “una afrenta y una tomadura de pelo a la ciudadanía valenciana que votó el 24 de mayo de 2015 justamente para acabar con el despilfarro y la corrupción” de los ejecutivos del PP.

El responsable de Hacienda también ha enfatizado que la Generalitat “no admitirá recorte alguno a los valencianos por un gobierno en tiempo de descuento” y, al respecto, ha recordado al ministro que la Comunitat ya tiene un gasto por debajo de la media por habitante del conjunto de las autonomías. En concreto, la Generalitat gasta 152 euros per cápita menos que el resto de autonomías.

Infrafinanciación

Soler ha subrayado que, si además se tiene en cuenta la “infrafinanciación” valenciana -cifrada en 1.325 millones-, “el 80 por ciento del déficit registrado por la Generalitat en 2015 tuvo su origen, por un lado, en decisiones o agujeros generados por el anterior Consell y, por otro, en la marginación de la Comunitat en el reparto de los recursos, una cuestión que prometió abordar el Gobierno central y que no ha cumplido”.

Sobre las medidas no recurrentes derivadas de actuaciones del anterior Consell y con impacto específico en el ejercicio de 2015, la Intervención General de la Generalitat ha elevado informe a la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, además de a la IGAE, a la Airef y al ministerio.

Estas operaciones, que se produjeron con carácter “singular y extraordinario” en 2015 y que muchas de ellas no se trasladarán a 2016, incluyen la provisión de 200 millones procedentes del aval otorgado en 2013 por la Generalitat a la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) de la Comunitat Valenciana, en el marco del proceso de reestructuración de la entidad.

Junto a ello, también destaca la devolución a los funcionarios del 50 por ciento de la paga extraordinaria de Navidad de 2012 que el Gobierno central suprimió a los empleados públicos. Una decisión que el Ejecutivo central “no ha compensado a las comunidades autónomas y que incrementará el gasto en términos de contabilidad nacional en 150 millones”.

Otra de las imputaciones con repercusión en el déficit del ejercicio pasado es el afloramiento de los intereses de demora no declarados por el anterior Consell y que son “consecuencia de los retrasos en el abono de las deudas a los proveedores y otros acreedores de la Generalitat”, ha dicho Soler.

También ha destacado los 52,44 millones en concepto de intereses que el Ministerio de Hacienda se cobró directamente del Consell y que corresponden a los intereses devengados por los impagos del anterior Consell de las retenciones por IRPF de los funcionarios.

Otra de las medidas se refiere a las ayudas a la vivienda. “El actual Consell reconoció en julio el derecho a las ayudas, lo que supone un impacto de 40,14 millones”, ha destacado. Paralelamente, la Intervención ha estimado en 27,08 millones el importe de las ayudas de la Dependencia reconocidas pero no imputadas a presupuesto

Multa de la UE

Finalmente, elevarán también las cifras del desfase entre los ingresos y los gastos los 18,93 millones de la multa impuesta por la Unión Europea a España a raíz de la ocultación de facturas en los cajones de Sanidad entre enero y abril de 2012 por parte del anterior Consell, lo que provocó la apertura de una investigación.

Soler también ha lamentado el “clamoroso silencio” del ministro cuando, en la comparecencia pública, ha sido interpelado sobre si las causas del déficit en comunidades como la valenciana obedecen a la infrafinanciación. “No ha dicho ni una palabra al respecto, ha eludido la respuesta. No esperábamos menos de un gobierno que está saliendo por la puerta de atrás y que ha incumplido en la legislatura su promesa de cambiar el sistema que perjudica a la Comunitat y que está caducado desde 2014”, ha denunciado.