Ultimátum a Milagrosa: 31 de marzo, dimisión o expulsión

El portavoz del Consell, José Ciscar, confió este viernes que en que “no hará falta llegar a la medida de expulsión” de la diputada del PP en Les Corts Milagrosa Martínez, de la que el Gobierno valenciano espera que deje su escaño antes de empezar el juicio sobre las contrataciones de Turismo con Orange Market, rama valenciana de la trama Gürtel. Eso sí, la ‘línea roja’ contra la corrupción marcada por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, “va a respetarse y el límite temporal, que es el 31 de marzo, también“, advirtió.

En cuanto a su condición como alcaldesa de Novelda, Ciscar aseguró que “no se ha dado ninguna instrucción al grupo municipal” de la localidad, puesto que la Constitución les reconoce autonomía municipal y en este ámbito, desde el Gobierno valenciano “no tenemos margen de maniobra”, zanjó.

En la misma línea argumentó al ser preguntado por la diputada provincial por Alicante, Mónica Lorente, imputada en el caso ‘caso Brugal’. El vicepresidente del Consell recordó que los cargos tanto en Ayuntamiento como en Diputación “son personales” y “sobre ellos no tiene ninguna competencia el presidente de la Generalitat”. En caso de tomar alguna medida le correspondería a la Diputación.

Lo que sí ha hecho el jefe del Consell, puntualizó Ciscar, es dejar a Lorente fuera de la junta directiva regional. La exalcaldesa de Orihuela del PP no ocupa ningún cargo orgánico en el partido.