Un libro para restaurar el Colegio de la Seda

El Ayuntamiento de Valencia ha editado, con la colaboración de la Casa del Colegio del Arte Mayor de la Seda, un libro que repasa la historia de la sede de esta institución que fue testigo de la importancia de la industria sedera en Valencia durante varios siglos y que servirá para recaudar fondos que ese destinarán a la rehabilitación del edificio.

La concejala delegada de Cultura, Mayrén Beneyto, ha presentado este viernes, en la Sala del Consolat del Mar de La Lonja, el volumen, que se venderá en la Casa del Colegio del Arte Mayor de la Seda con el fin de recaudar fondos para su rehabilitación, ha informado el consistorio en un comunicado.

En su intervención, la edil ha resaltado “que hay instituciones que no sólo son sinónimo de una historia esplendorosa, sino que constituyen una tradición firmemente anclada en el presente, y con la firme voluntad de prolongarse en el futuro”.

Por este motivo, ha argumentado, “el Ayuntamiento ha  colaborado con esta institución en la publicación de una obra que, por un lado, revisa históricamente la sede del Colegio del Arte Mayor de la Seda, y, por otra, nos devuelve a la vez a sus orígenes, y nos ilumina sobre el alto valor del edificio y de su contenido”.

El libro, titulado ‘La Casa del Colegio del Arte Mayor de la Seda de Valencia y su Reino’, relata los orígenes y la historia del edifico que fue construido para ser la sede del Gremio de Velluters y evoca la importancia que este colectivo profesional tuvo en el desarrollo comercial de Valencia y de su industria de la seda, que fue una de las más importantes de Europa.

En la presentación de este libro también han participado el Presidente del Colegio del Arte Mayor de la Seda, Vicente Genovés, quien ha explicado que este documento surge con la idea de recuperar, de forma virtual, el pavimento de ‘La Fama’, una obra de arte pintada en 1757 en los talleres de Vicente Navarro.

Este pavimento de azulejos rococó de Vicente Navarro y un fresco de José Vergara representando a San Jerónimo son dos de las obras de arte que describe “minuciosamente” Inocencio Vicente Pérez Guillén, quien, tras agradecer el respaldo municipal, ha asegurado que espera que su trabajo “sirva para recuperar el esplendor que tuvo este edificio en el siglo XVIII porque éste es un signo indiscutible de las señas de identidad de los valencianos”.