Un polvorín sin solución en el Botánico

Alquería de la calle del Beato Gaspar Bono. Fotografía de Manuel Carles.Alquería de la calle del Beato Gaspar Bono. Fotografía de Manuel Carles.

La alquería del siglo XVIII en la calle del Beato Gaspar Bono, a pocos  metros de la sede del Partido Popular, un polvorín olvidado. Lo demuestran las fotografías que han sido facilitadas por un ciudadano que se coló en el inmueble, dentro del entorno de protección del BIC del Jardí Botànic de la Universidad de Valencia.

Tras meses de denuncia por parte de vecinos de la zona y de plataformas de defensa del patrimonio, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento fue preguntado en el último pleno de diciembre a propósito de la titularidad y el futuro de la alquería. A las condiciones de muros y tejados, con sus grietas y desprendimientos, se suma la existencia de material  inflamable en su interior.

ALKBUTANO (NXPowerLite)

Hojarasca y ramas vencidas, muebles abandonados y bombonas de butano hicieron saltar las alarmas. Y se reavivaron las dudas sobre la situación del Plan Especial de Protección del entorno del jardín y la conveniencia de contemplar el inmueble dentro de él.

Ahora el Consistorio ha contestado al grupo EU, que propone, además de la rehabilitación, destinar el espacio a un uso educativo, como extensión de los servicios de la universidad, que gestiona el Botánico.

“La citada alquería no está contemplada dentro del convenio suscrito entre el Ayuntamiento y la Mercantil Expo Grupo, SA“, ha explicado el concejal de Urbanismo, Alfonso Novo. Se debe a que el edificio “no es de titularidad de esta mercantil ni se encuentra ubicada dentro del ámbito territorial que afecta el convenio”.

Está ubicada en una parcela que fue objeto de cesión al Consistorio en 1988, “sujeta a la condición suspensiva de que se considera licencia urbanística de edificación a todas las parcelas edificables de la manzana delimitada por la Gran Vía Fernando el Católico y las calles Beato Gaspar Bono, Quart y Paseo de la Pechina”, matizó Novo.

ALK SOLAR

Efectivamente, según el Plan General de Ordenación Urbana, la parcela donde está ubicada la alquería está calificada como Sistema Local Educativo Cultural. Sin embargo, hasta que no se apruebe la modificación de planeamiento que califique el terreno como zona verde, “como consecuencia de la firma del convenio”, no se podrá considerar cumplida la condición suspensiva.

Así pues, queda fuera de la solución del solar de Jesuitas el futuro de la alquería y en el aire el cuándo y cómo tendrá una salida.