Una manifestación solicitará el próximo jueves infraestructuras sanitarias “dignas”

La dirección provincial del PSPV-PSOE de Valencia secundará la manifestación convocada para el próximo jueves día 22 de mayo en reivindicación de infraestructuras sanitarias “dignas” en el barrio valenciano de Campanar, según ha informado el secretario provincial de Sanidad del partido en un comunicado, Ricardo Campos.

“Durante tres años los vecinos han estado concentrándose para exigirle al Consell que no abandone el antiguo Hospital La Fe, que gestione de forma adecuada los recursos públicos y aproveche esta magnifica infraestructura”, ha afirmado Campos.

Por ello, ha explicado que desde la dirección provincial de su partido “coinciden” en las reivindicaciones de los vecinos y están “convencidos” de que sería “muy positivo” habilitar la instalación para “mejorar la cobertura sanitaria no solo de los vecinos de Valencia, sino también para parte de la población del área metropolitana”.

Por su parte, el portavoz de la Comisión Cívica para el retorno del Hospital y miembro de la dirección provincial del PSPV, Matias Alonso, ha asegurado que la manifestación se convoca un mes más para “hacernos oír frente a la ofensiva del Consell que pretende justificar el derribo de La Fe escondido tras unos con unos costes que no hacen sino dejarlos aún más en evidencia como gestores ineficaces de nuestra Sanidad”.

Igualmente, Alonso ha insistido en la importancia de convocar al máximo número de gente porque “el riesgo de perder La Fe es cada día mayor”. Asimismo, ha recordado que llevan casi un año pyendo “amenazas” del último Conseller, que, a su juicio, como “no sabe qué hacer con el Hospital o no se atreve a decirlo”, pretende “arrasar el complejo”.

“Ahora aseguran que en 2015 los edificios supondrán un gasto de 4.052.482 euros en gas natural, un 12 por ciento más que en 2008 cuando estaban a pleno rendimiento y consumieron por valor de 3.599.494 euros. No entendemos cómo es posible que no utilizando ni la tercera parte consuman más que cuando estaban masificados y a pleno rendimiento”, ha criticado Alonso.

En opinión de Alonso, “lo que nos cuesta más de seis millones de euros anuales no son el gas o el inexistente mantenimiento, sino la ineficacia e imprevisión de los gestores y del mayor abuso de confianza cometido contra los usuarios de la sanidad pública valenciana”.