Valencia en la Ruta Occidental de la Seda

El día 21 de junio ha tenido lugar la ceremonia de clausura de la XI Multaqa –cuyo significado en árabe es encuentro amistoso– de las tres culturas de Valencia que se ha celebrado bajo el lema ‘Valencia en la Ruta Occidental de la Seda’.

En el marco de la XI Multaqa, se han entregado los ‘Premios UNESCO – Valencia 2015’, con los que han sido galardonados el ex director general de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, y el Mestre Velluter del Colegio del Arte Mayor de la Seda, Vicente Enguídanos Grancha.

Mayor Zaragoza y Vicente Enguídanos han recibido el premio de manos del alcalde de Valencia, Joan Ribó, que ha estado presente en la ceremonia de clausura.

Ribó, ha puesto en valor la importancia cultural de la Ruta de la Seda que, según ha destacado, permitió que en la ciudad “arraigaran cultivos como el del arroz y se desarrollara la pólvora y se consolidara su uso lúdico y festivo”.

En su intervención, ha subrayado la influencia de esta ruta en otras tradiciones artesanales valencianas que fueron tomando fuerza en el Siglo de Oro, como la industria de la porcelana, y ha subrayado que la ruta “provocó que Valencia fuera uno de los primeros lugares de España donde se instaló la imprenta”.

Asimismo, ha insistido en el vínculo entre la seda y la indumentaria de las fiestas valencianas, “sobre todo con los vestidos que se utilizan en nuestra fiesta mayor, las Fallas” y en este punto ha recordado que el consistorio quiere que las Fallas se conviertan en Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Se ha mostrado satisfecho de que España haya entrado como el país número 32 de la Ruta Occidental de la Seda a través de Valencia y se ha comprometido a “mantener la artesanía y la industria de la seda, a defenderla y buscar nuevas vías de ampliación y consolidación mediante el turismo”.

Por otra parte, Ribó, que ha recordado que es “un nuevo alcalde elegido hace apenas ocho días”, ha insistido en que las tres culturas, judía, musulmana y cristiana, “tienen que acercarse y dialogar entre ellas como único camino para resolver todos los conflictos que sufren los países ribereños de este mar que baña las aguas de Valencia, del mar Mediterráneo”.

Así, ha expresado la necesidad de “profundizar el debate y el diálogo y abrir todas las vías que estén a nuestro alcance para favorecer la diversidad y el intercambio de estas culturas”. En ese sentido, se ha referido al “terrible tema de los refugiados” y ha señalado que “los pueblos mediterráneos a lo largo de su historia han desarrollado la hospitalidad y la capacidad de integración”.

El alcalde ha asegurado que la XI Multaqa de las tres culturas “va en la dirección de hacer todo lo posible para que todos los seres humanos, sin ninguna distinción, puedan gozar de los derechos y libertades fundamentales como el mejor camino para construir en las mentes del ser humano los baluartes de la paz”.

Por último, Ribó, que ha intervenido en valenciano, ha pedido disculpas en castellano “a quienes no entienden el valenciano” –dirigiéndose al público internacional– y les ha pedido que comprendan que “además de la seda, reivindicamos también una cosa muy nuestra, el uso normalizado del valenciano, y mi primera obligación es dar ejemplo”.