Valencia, la ciudad de los contadores inteligentes

Valencia se sitúa a la cabeza de las ciudades europeas en la implantación de contadores inteligentes para la lectura del agua potable doméstica. Así se define la ciudad justo en la víspera de la celebración del Día Mundial del Agua que tiene lugar este sábado. Y es que la capital del Turia está inmersa en un proceso innovador y pionero que pretende servir de referente en España y Europa.

Tanto es así que la concejala de de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, María Àngels Ramón-Llin, a augurado que a finales de 2015 se prevé la renovación de todos los contadores de la ciudad con la nueva tecnología de telelectura. Esta técnica “se lleva implantando de forma progresiva en toda la ciudad al amparo de la apuesta municipal de incorporar los últimos avances tecnológicos aplicados al abastecimiento del agua, permite que en estos momentos un 60% de la totalidad de los contadores de agua potable sean ya de nueva generación”, apuntó la edil.

Los nuevos contadores incorporan sistemas de radiofrecuencia y radiotransmisión, que permite seguir en tiempo real la evolución de los consumos de agua, mejorando la precisión de las lecturas y evitando las inspecciones domiciliarias, lo que supone una mayor comodidad y privacidad de los abonados, según explicaron desde el Consistorio.

“Se trata de un proyecto ambicioso y de gran envergadura que permite renovar y modernizar el parque de contadores de agua potable de la ciudad de Valencia, dotado con las últimas tecnologías al servicio de los valencianos”, matizó Ramón-Llin.

Además, la lectura a distancia permite alertar a los vecinos de las anomalías que pudieran producirse en los consumos, evitando así el gasto innecesario de agua, al mismo tiempo que sirve como indicativo de posibles averías en las instalaciones.

Estos sistemas se complementan con la instalación estratégica de equipos capaces de recibir la señal de los emisores instalados en los contadores individuales y transmitirla al Centro de Control del Abastecimiento del Agua, que está ubicado en Vara de Quart, desde donde se vigila y dirige, en tiempo real, la red de abastecimiento de agua potable de la ciudad de Valencia, las 24 horas, todos los días del año.

El Ayuntamiento, “en línea con las Smart Cities europeas, aprovecha las sinergias de las últimas tecnologías, como, en este caso, los contadores inteligentes, a los que se suman recientes proyectos como la adición de CO2 al agua, o aplicación de luz ultravioleta en la desinfección del agua potable, con la finalidad de hacer una gestión eficiente de los recursos hídricos para beneficio de los ciudadanos y del medio ambiente”, concluyó Ramón-Llin.