Valencia quiere escolares más independientes contra el absentismo

Los escolares del CEIP Antonio Machado de Torrefiel ya han estrenado su ruta segura. Y con la iniciativa de la dirección, Ampa y el profesorado bien recibida por el Ayuntamiento, con un desarrollo minucioso que ha implicado a diversas concejalías (Policía Local, Circulación y Educación), se abre todo un mundo de posibilidades.

Tras la puesta en marcha exitosa este martes, el Ayuntamiento ha anunciado su compromiso a expandir el proyecto por la ciudad, instaurarlo en prácticamente todos los distritos, desde el próximo curso. Eso sí, cada ruta necesita su desarrollo minucioso, puesto que cada barrio tiene unas neceisdades y unas características para colocación de placas, adecuación de cada recorrido y la participación de comercios, entre otras cuestiones.

Pero si algo llama la atención de las implicación municipal con la apuesta por esta iniciativa es el propósito de inculcar un espíritu independiente y responsable en los menores. Es más, tal y como aseguró el concejal de Educación, Emilio del Toro, “es una fórmula más de apoyar la conciliación personal y laboral, así como de combatir el absentismo escolar”.

A falta de los últimos datos sobre este problema en la ciudad como balance de 2013, sirva de recuerdo las cifras de 2012: con la incoación de 230 diligencias de investigación penal. De ellas 140 se tradujeron en denuncias a padres o tutores. Esta cifra aumentó considerablemente respecto al año anterior, que cerró con 90. Y es que en los últimos dos años se ha duplicado el absentismo en las aulas, según indicó la Fiscalía de Menores de Valencia.
Los casos en Primaria suelen arrastrarse hasta la adolescencia, a consecuencia de graves situaciones familiares (paro, falta de recursos económicos, marginalidad, problemas para la conciliación de la vida familiar, desconocimiento paterno…). El 90% de los menores que llegan a juicio tienen problemas de absentismo escolar . La mayoría de casos según la Fiscalía de Menores se acaba registrando entre jóvenes de entre 14 y 16 años.
Pequeños expertos en seguridad vial

Además, “cuando un niño va solo al cole en una ciudad, esa es una ciudad segura y Valencia sin duda lo es”, afirmó Del Toro. Con este proyecto que recién se extiende por la ciudad “estamos formando a futuros conductores en el respeto a las normas de seguridad vial y a los peatones”.

La ruta, que se desarrolla bajo el lema “Al colegio vamos solos” ha sido habilitada especialmente “para el paso de los pequeños peatones: se han eliminado barreras arquitectónicas ampliado la visibilidad de los pasos de cebra (mediante la retirada de vehículos en sus extremos en las horas de acceso a los centros escolares), se ha reducido el mobiliario urbano y se han identificado las rutas mediante señalización vertical” explicaron fuentes municipales. Además, se prevé reducir el máximo de velocidad permitida a 30 kilómetros hora en las calles afectadas.

Por su parte, para el concejal de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez, “el objetivo de este programa es fomentar los desplazamientos sostenibles, la creación de hábitos de movilidad saludables entre los más pequeños, y al mismo tiempo descongestionar el tránsito rodado, dando la mayor protección por parte de Ayuntamiento, de vecinos y colaboradores, a las rutas que habitualmente utilizan los escolares para ir andando al colegio”.

En concreto, los tres recorridos de Torrefiel para ir y volver al Colegio Antonio Machado tienen respectivamente 340, 900 y 960 metros de longitud. El primero parte desde la Plaza Tossal del Rey; el segundo se inicia en el Camino de Moncada y pasa por la calle del Pintor Jacomart; mientras que el tercero comienza en la confluencia de las calles Alcañiz y Pedro Patricio Mey.