Valencia sortea las mesas electorales entre 582.759 electores

Un total de 582.759 electores podrán votar en la ciudad en los comicios autonómicos y municipales del próximo 24 de mayo, según datos facilitados este martes por el Ayuntamiento de Valencia después de haber celebrado el pleno en el que se ha llevado a cabo el sorteo de designación de los componentes de las mesas electorales que se instalarán en la capital valenciana para este día.

La sesión plenaria, de carácter extraordinario, ha estado presidida por la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, junto al secretario general del pleno, Pedro García Rabasa. A la convocatoria han asistido todos los miembros de la corporación local. Rabasa ha recordado al inicio de la sesión que la formación de las mesas electorales compete a los ayuntamientos, bajo la supervisión de las Juntas Electorales de Zona.

Como “manos inocentes” para sacar las bolas con las que se elegirán los componentes de las mesas, la primera edil y candidata del PP a la reelección ha propuestos a ediles que dejan la corporación municipal al concluir este mandato y que no forman parte de las listas electorales de sus respectivos partidos.

Así, los concejales del PP Miquel Domínguez y Ramón Isidro Sanchis, y los ediles del PSPV Isabel Dolz y Pedro M. Sánchez se han presentado como voluntarios para llevar a cabo este sorteo.

Los 582.759 ciudadanos que podrán votar en la convocatoria electoral del 24 de mayo próximo representan un incremento de 3.133 electores respecto a los comicios celebrados en 2011, que contaron con un censo de 579.626 personas.

En total, se instalarán 857 mesas electorales que estarán repartidas en los 282 colegios electorales con que cuenta la ciudad, con 599 secciones. Cada mesa electoral tiene un máximo de 1.004 electores y un mínimo de 230, creadas por división geográfica.

La legislación vigente establece que el presidente y los vocales de cada mesa electoral deben ser designados por sorteo público entre la totalidad de las personas incluidas en la lista de electores de la mesa correspondiente, así como saber leer y escribir y ser menores de 70 años –a partir de los 65 años podrán manifestar su renuncia–.