Ximo Puig se muestra partidario de mantener el Consell Jurídic Consultiu

Ximo Puig se muestra partidario de mantener el Consell Jurídic Consultiu

El President de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado el papel fundamental que desempeña el Consell Jurídic Consultiu (CJC) de la Comunitat Valenciana en el fortalecimiento de la arquitectura del autogobierno valenciano. Puig ha realizado esta valoración durante la celebración del vigésimo aniversario de este alto órgano consultivo de la Administración autonómica en materia legislativa, donde además su presidente, Vicente Garrido, le ha distinguido con la insignia del CJC.

En su intervención, el President ha agradecido a los miembros de este órgano consultivo de carácter estatutario la labor realizada durante los veinte años que lleva en funcionamiento. “Su existencia se ha demostrado, sin duda, productiva: desde el inicio de su actividad, el CJC ha hecho una media de 800 dictámenes anuales“, ha explicado. Este volumen de trabajo contribuye a mejorar “la eficiencia y la productividad del funcionamiento de las instituciones”, ha añadido Puig, algo fundamental para la Comunitat Valenciana porque quiere “un autogobierno fuerte, pleno y capaz de tener la máxima dimensión”.

INTERRELACIÓN CON OTROS ÓRGANOS AUTONÓMICOS

Ximo Puig también ha apostado por la interrelación del CJC con otros organismos como la Sindicatura de Comptes, la Intervención General o la Abogacía de la Generalitat con el objetivo de proporcionar “referencias para mejorar la producción legislativa y la gestión de los recursos públicos”. Ello ayudará a la Comunitat Valenciana, tal y como ha explicado, “a lograr una administración íntegra”, para lo cual es “muy importante que haya instituciones que pongan límites también a la acción del ejecutivo”.

“Queremos una Administración intachable, modélica, prestigiadora de lo público y coincidente en los valores más profundos de nuestra sociedad: la decencia, la honestidad, la honradez. Ese es el norte que se ha marcado el Consell”, ha apuntado en ese sentido el máximo representante de la Generalitat.

El President ha señalado que una buena política “exige buenos consejos, un buen control de la Administración y las finanzas y, sobre todo, un gran comportamiento ético”. Con ese propósito, la Generalitat seguirá trabajando con el CJC porque, con la “dedicación y experiencia” de sus miembros, el alto órgano consultivo “ayudará decisivamente a que esta Comunitat tenga el futuro que se merecen los valencianos y valencianas”, ha concluido.

Asimismo, el jefe del Consell ha recordado que, con la creación del CJC, “Les Corts querían darle a nuestras administraciones públicas valencianas un órgano próximo y arraigado a nuestra propia realidad”. En ese sentido, ha lamentado las “visiones reduccionistas” que entienden el Estado de las autonomías como “una simple descentralización administrativa”.