El juez imputa a Alfonso Grau por la financiación del PP de Valencia

Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia, detenido por la operación TaulaAlfonso Grau, exvicealcalde de Valencia

El exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ha sido imputado por la supuesta financiación ilegal del Partido Popular en el Grupo Municipal del Ayuntamiento de Valencia. El juez ha citado a Grau  para que declare el próximo 19 de septiembre, el mismo día que también lo hará el que fue gerente del PP en la provincia de Valencia, Juan Moscardó.

Ambos declararán por la Operación Taula, pieza separada del caso Imelsa, y en el que se investiga un supuesto delito de blanqueo de capitales en el Grupo Municipal del PP de Valencia y la financiación de las campañas electorales de Rita Barberá, ya que hubo, presuntamente, aportaciones de origen desconocido y no declaradas al Tribunal de Cuentas.

La imputación se Grau se suma a la de otros muchos concejales y cargos en el grupo municipal, entre los que figura su esposa María José Alcón. Concretamente, la investigación por delito electoral se refiere a las campañas de 2011 y 2015, en las que Rita Barberá fue candidata. Cabe recordar que Alfonso Grau fue durante años persona de confianza de Barberá. Su mala relación se evidenció cuando Grau tuvo que sentarse en el banquillo como acusado en el caso Noos.

La situación de Rita Barberà

Por otra parte, la Fiscalía presentó, el pasado mes de julio, un informe al Tribunal Supremo para designar un instructor e investigar a la actual senadora del PP y exalcaldesa, Rita Barberá, por el presunto blanqueo de dinero del grupo municipal. Concretamente, el fiscal reclamó la designación de un magistrado instructor para iniciar la investigación a consecuencia de la exposición razonada que envió al alto tribunal el Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, que investiga la Operación Taula.

El informe del magistrado declaraba que había ciertas sospechas sobre las cuentas del Partido Popular y la relación de Rita Barberá con la responsable de finanzas del partido en la ciudad de Valencia, la que fuera la secretaria del grupo municipal María del Carmen García-Fuster y actualmente imputada, señalaba que los argumentos esgrimidos por la exalcaldesa son, desde el principio, insuficientes para excluir su posible implicación.