El PP contra Rita Barberá

Rita BarberáLa Fiscalía sigue con las investigaciones a Rita Barberá

El PP se niega a que Rita Barberá presida una comisión en el Senado y le pide explicaciones públicas. El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha subrayado este lunes que sería “positivo” que Rita Barberá no presida ninguna comisión parlamentaria del Senado y que no repita por tanto al frente de la Constitucional, al tiempo que le ha instado a dar explicaciones públicas más allá del comunicado que emitió la semana pasada tras conocerse la implicación de sus concejales en la operación Taula. “Que siga defendiendo su actuación como alcaldesa”, ha dicho.

Mientras la investigación judicial avanza, la dirección nacional del PP prefiere que no tenga ninguna exposición pública, lo que pasa por no situarla al frente de ninguna comisión del Senado. Barberá fue elegida por el partido para estar al frente de la Constitucional tras su llegada a la Cámara Alta como senadora autonómica: desde el pasado mes de septiembre y hasta que acabó la legislatura.

En rueda de prensa tras el Comité de Dirección del PP, Casado ha asegurado que el “paso atrás” de Barberá será positivo para ella, para que pueda defenderse, pero también para el grupo en el Senado. Y ha agregado que la Comisión Constitucional recibirá “propuestas muy importantes” si arranca la legislatura, en alusión a las reformas de la Carta Magna que defiende distintos partidos políticos.

Las comisiones se constituyen mañana martes y el PP anunciará entonces los nombres de quienes las presiden. El miércoles, tendrá lugar la reunión del grupo parlamentario, que “previsiblemente” presidirá el propio Rajoy y a la que, como senadora, está convocada Barberá. Sobre si acudirá o no, Casado ha asegurado desconocerlo.

 

Presión para que se produzcan más explicaciones

El portavoz ‘popular’ ha insistido en que la ex alcaldesa de Valencia debe dar explicaciones sobre todo “en los medios audiovisuales”, porque son los que “más llegan” a los ciudadanos, una reclamación que la dirección del partido ha lanzado a Barberá desde que se conoció el caso Taula.

Pero ha recordado también que ella no está imputada ni investigada, que la exalcaldesa defiende que su trabajo en el Ayuntamiento fue siempre legal y que “no se puede pedir más responsabilidades a quien aún no ha sido señalada por ningún juez”. Por ejemplo, reclamarle el acta de senadora, que dimita. Casado sí ha dejado claro que mientras la investigación avanza, el PP prefiere que Barberá no tenga la “exposición pública” que da una comisión parlamentaria.

El portavoz ha insistido en defender la reacción del PP frente a al corrupción, ha puesto el acento en que los más indignados son los propios miembros de este partido y en que son también los más interesados en que la Justicia actúe, al margen, ha dicho, de la incidencia en el voto que pueda tener. “Aquí no se va a escapar nadie”, ha sentenciado.