El PSPV presenta mociones en todos los ayuntamientos para exigir a Rajoy que acabe con la asfixia financiera local

Concha Andrés: “Rajoy debe dejar de ser un lastre para los Ayuntamientos, que han demostrado saber gestionar perfectamente sus recursos”Concha Andrés: “Rajoy debe dejar de ser un lastre para los Ayuntamientos, que han demostrado saber gestionar perfectamente sus recursos”

Ante el nuevo escenario político, que obliga a Rajoy a revisar sus políticas de gobierno de mayoría absoluta, los socialistas valencianos PSPV presentan iniciativas también en las tres diputaciones y a Les Corts para reclamar al Gobierno central que derogue la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local y modificación del techo de gasto que pesa sobre las corporaciones locales

El PSPV va a presentar en todos los ayuntamientos, así como en las tres diputaciones y en Les Corts Valencianes diferentes iniciativas para exigir la derogación de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL), así como para reclamar al ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la modificación de la regla del techo de gasto que limita la autonomía de estas administraciones generando efectos contrarios a la dinamización de la economía.

De esta forma, y según ha explicado la responsable de Política Social y Municipios del  PSPV, Concha Andrés, se pretende que, “ante el nuevo escenario político que obliga al PP a revisar sus políticas de gobierno de mayoría absoluta, el Ejecutivo de Mariano Rajoy entienda y atienda, de una vez por todas, las peticiones de los ayuntamientos que llevan años sufriendo la asfixia impuesta por su Gobierno y acceda a la revisión y aplicación de la regla de gasto teniendo en cuenta criterios de sostenibilidad”.

Concha Andrés ha recordado que en estos momentos la deuda de las administraciones locales es el 3,2% del PIB, mientras que el de la administración central es de 74,4% y el de las comunidades autónomas del 24,3%. “Lo que evidencia el gran esfuerzo que se ha realizado desde la administración local para reducir el déficit”, ha señalado tras apuntar que entre marzo  de 2015 y 2016 se ha reducido un 8%, según los datos del Banco de España.

Por tanto, tal y como ha explicado Andrés, lo que se exige a través de esta moción es que, en defensa de los principios constitucionales de Autonomía Local y Suficiencia Financiera, se permita que los ayuntamientos saneados económicamente y que a día de hoy son más de dos tercios del total de España, “puedan gastar en aquello que consideren necesario y que afecta a la prestación de servicios a los ciudadanos, siempre y cuando, -ha remarcado Andrés-, no afecte al objetivo de estabilidad presupuestaria”. De lo contrario, ha denunciado la responsable socialista, “se estará frenando el desarrollo de pueblos y ciudades ya que invertir en mejores servicios lleva consigo dinamizar la economía de estas zonas con la creación de empleo y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”.

Otra de las exigencias que se recoge en esta iniciativa es la eliminación de la tasa de reposición en todos aquellos ayuntamientos que cumplen los criterios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera. “Es inexplicable que se esté impidiendo la cobertura de los puestos de trabajo que se quedan vacantes en la administración porque de esta forma lo único que se consigue es deteriorar la prestación de servicios e incluso poner en peligro la gestión de los mismos” ha denunciado Andrés. Por ello se reclama que la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017 establezca una tasa de reposición de efectivos hasta el 100% para aquellas administraciones locales que cumplan con los criterios de estabilidad y sostenibilidad así como la cobertura de vacantes generadas en los ejercicios anteriores, siempre que no excedan de los límites de crecimiento del Capítulo I previstas en la misma.

Finalmente la responsable socialista ha remarcado que lo que se pide al Gobierno de España a través de estas mociones es que aquellas administraciones saneadas que han hecho un esfuerzo fiscal por cumplir con los objetivos y que por tanto cumplen los criterios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera “puedan mirar hacia el futuro con perspectivas de mejora, de superación y de ofrecer a sus ciudadanos más y mejores servicios”.