El Supremo ratifica la nulidad del límite de 3 km para acceder al transporte escolar

Desestima el recurso de casación interpuesto por el anterior gobierno valenciano del PP sobre transporte escolarDesestima el recurso de casación interpuesto por el anterior gobierno valenciano del PP

El Tribunal Supremo ha emitido una sentencia con la que desestima el recurso de casación, interpuesto por el anterior gobierno valenciano del PP, contra la sentencia del TSJCV que anulaba, de la orden de Educación del curso 2012-2013 sobre transporte escolar, el criterio de la distancia de 3 kilómetros en línea recta entre el domicilio y el centro educativo. 

En la anterior legislatura, Compromís inició una batalla judicial contra esta resolución de transporte escolar de la Conselleria de Educación, ya que consideró que “era injusta”. Así lo apreció el TSJ, el cual apreció que el cambio de criterio que adoptó el departamento, entonces dirigido por la consellera María José Catalá, “adolecía de una absoluta falta de motivación que lo sustentara y generaba un trato desigual entre los alumnos”. A pesar de la contundencia de los argumentos judiciales, el ejecutivo del PP recurrió la sentencia al Tribunal Supremo.

Según señala la diputada de Compromís, Isaura Navarro, “ahora el Supremo ha sido aún más duro con la orden impuesta por María José Catalá contra el criterio de la comunidad educativa, ya que considera que además de ser arbitraria y vulnerar el principio de igualdad ponía en situación de riesgo a los menores”.

Varapalo a las políticas del PP

“Estamos ante un auténtico varapalo a las políticas del PP, Catalá dejó a miles de niños y niñas sin autobús escolar, poniéndolos en peligro, como dice el Supremo”, ha lamentado la diputada. Además, ha tachado de “lamentable lo que se hizo por parte del PP”.

Ahora, ha asegurado Navarro, “gracias a que ha habido un cambio de gobierno se ha recuperado el transporte escolar con igualdad”. Asimismo, ha sido tajante y ha señalado que “la labor judicial de Compromís deja en evidencia que las decisiones arbitrarias y totalmente injustificadas del gobierno del PP son nulas de pleno derecho”.