Gobierno y Consell vuelven a mostrar su hostilidad sobre el tema de los refugiados

Refugiados sirios en uno de los puestos de Cruz Roja. Un tema que enfrenta a Gobierno y ConsellRefugiados sirios en uno de los puestos de Cruz Roja

Gobierno y Consell vuelven a mostrar su hostilidad sobre el tema de los refugiados sirios. El tema de los refugiados sirios en la Comunitat Valenciana sigue siendo motivo de controversia y cruce de declaraciones entre el Gobierno Central y el Consell. El último episodio, que evidencia las diferencias sobre uno de los temas de máxima preocupación social entre ambas administraciones, ha tenido lugar esta mañana en las declaraciones que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, han hecho en diferentes escenarios.

Moragues ha anunciado que la Comunitat Valenciana recibirá, en breves días, a algunos refugiados sirios, y que lo hará a través de un programa piloto por el que España acogerá a personas que actualmente se encuentran en Grecia e Italia.

El delegado de Gobierno ha señalado de la puesta en marcha de este programa en su visita a la oficina del Instituto Nacional de Estadística en Valencia. Allí ha explicado que van a llegar refugiados a la Comunitat, aunque no ha concretado cuál será la cifra que asuma la autonomía.

Además, ha recalcado que España se ha adelantado con este programa piloto que consistirá en el traslado de los sirios que se encuentran en Italia y en Grecia, que tienen que ser objeto de reubicación”. “La organización, los medios de transporte, los desplazamientos y la identificación y la documentación corresponde a los países donde se encuentran actualmente pero, no obstante, España ya ha mandado misiones de trabajo y de coordinación a estos dos países”, ha manifestado.

Tras el anuncio de Moragues, el president de la Generalitat, Ximo Puig, preguntado por este tema en una rueda de prensa tras una reunión de trabajo con la presidenta de les Illes Balears, Francina Armengol, ha dicho desconocerlo. Se ha mostrado sorprendido y, en este sentido, ha criticado la “hostilidad manifiesta” del Gobierno central. Considera que “si van a venir algunos refugiados lo razonable es que haya coordinación para darles la mejor atención posible”.