La crisis en Ferraz sigue salpicando a un PSPV que se aferra al diálogo

Comisión Ejecutiva Nacional del PSPVComisión Ejecutiva Nacional del PSPV

El PSPV no vive ajeno a la crispación que vive el PSOE con la dimisión forzada de Pedro Sánchez,  Los socialistas valencianos, que celebraron ayer su Comisión Ejecutiva Nacional, tras las evidentes posiciones en torno la crisis en Ferraz, han querido dejar claro que en el seno de la formación valenciana prima el diálogo y no hay crisis interna. Una Ejecutiva en la que la balanza se inclinó hacia las posiciones favorables a la abstención.

De hecho, el vicesecretario de Organización, Alfred Boix, ha asegurado hoy que “es momento de dialogar, de manera racional, escucharnos todos desde el respeto para poder tomar la decisión que mejor responda al interés general y pensando siempre en los ciudadanos de la Comunidad Valenciana”. Asimismo el dirigente socialista ha señalado que se trató de un encuentro que ha servido para “abordar un debate profundo, serio y riguroso sobre la situación en la que se encuentra ahora el partido socialista”.

Del mismo modo, Alfred Boix ha querido destacar la unidad y apoyo que mayoritariamente se trasladó al proyecto progresista y de cambio que lidera el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, así como la necesidad de “tomar decisiones con responsabilidad política, lejos de falacias y posturas simplistas que construyen un relato falso y nos aleja de la unidad”.

El vicesecretario de Organización ha recalcado que “no hay buenos ni malos, todos somos socialistas y nadie ha luchado más contra el PP y lo que significan sus políticas que los socialistas valencianos”.

Por su parte, el propio, secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, ya dijo ayer que “no hay ni más izquierdas, ni menos. Estamos ante un debate complejo sobre una realidad compleja, y los que quieren decir que la vida política es Barrio Sésamo no están en la lógica de la política del siglo XXI’. Con estas palabras, Puig instó a abordar un debate “riguroso”, porque “nadie quiere un Gobierno del PP”,  pero ante una situación de atasco institucional, señaló, “debemos decidir qué es lo que más conviene al interés general”. En esta línea el líder de los socialistas valencianos incidió en que “ni los socialistas 3.0, ni los 4.0, ni los analógicos. Nadie quiere un acuerdo con el PP”.  Con estos argumentos, recalcó: “Estamos en una situación de atasco institucional, en la que urge buscar la mejor salida para el futuro de los españoles y sobre eso es sobre lo que se está discutiendo”.  PSPVP PSPV