La Fiscalía abre diligencias contra Ribó por los contratos de la fiesta de Nochevieja

Joan Ribó, alcalde de ValenciaJoan Ribó, alcalde de Valencia

La Fiscalía abre diligencias contra el alcalde del Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó, por los contratos de la fiesta de Nochevieja, tras la denuncia que presentó Renovacio Politica el pasado mes de febrero por la partición en pequeños contratos para la organización de la fiesta de fin de año en la Plaza del Ayuntamiento.

En la denuncia, argumentaron que en dicha fiesta se realizaron diferentes contratos para contratar dj´s , equipos de sonido, limpieza y seguridad privada, entre otros, pero que no “se expuso a licitación pública el acto en su totalidad, al ser todos ellos de una cuantía inferior 18.000 euros, a partir de la cual es necesaria la licitación pública“. Asimismo, señalaron que la fiesta en realidad tuvo un coste total alrededor de 30.000 euros . Entre los organizadores, señalaron, estaba la empresa de Francesc Ribes, candidato de la coalición en el Ayuntamiento de Aldaia y Annabel Nadal, hermana del diputado autonómico de Compromís Josep Nadal. 

Tras la decisión de la Fiscalía, Renovació Política ha pedido la dimisión de Ribó y ha manifestado que “ya tiene sobre sus espaldas dos denuncias por la gestión partidista del dinero público, favoreciendo de una manera muy clara a los afiliados de su partido a costa del dinero público”

Del mismo modo, Renovació Política ha reiterado: “Ribó bate todos los récords al estar investigado penalmente en dos procedimientos, cuando únicamente lleva diez meses escasos gobernando en el Ayuntamiento de Valencia. ¿De qué será capaz cuando lleve dos o tres años? ¿Cuántas denuncias podrá haber acumulado?”.

Exigen coherencia a Ribó

La formación política ha criticado que el actual alcalde del Cap i Casal “está actuando igual que el PP y la exalcaldesa Rita Barbera, partiendo los contratos para saltarse la ley y poderlos adjudicar a sus amigos, como el mismo Ribó denuncio en su día, solicitando la dimisión de la entonces primera edil”.

En este sentido, los integrantes de la agrupación han sido contundentes y argumentan que “por coherencia y por honestidad democrática, Ribó debe de presentar su dimisión”. “Si, según su criterio, la partición de contratos que realizaba Rita Barbera eran hechos delictivos, de igual manera el primer edil debe considerar que ha actuado de forma delictiva y, por tanto, dimitir”, han recalcado.